Che Guevara para todos los tiempos

Jueves, 14 junio 2012, 12:10 | Haga un comentario

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Ernesto Guevara de la Serna.maura_pena_machadoMaura Peña Machado
taura@rvictoria.icrt.cu


El Che reunía las virtudes que pueden definir a un revolucionario; hombre íntegro a carta cabal, de honradez suprema, de sinceridad absoluta, a quien virtualmente en su conducta no se le puede encontrar una sola mancha. Constituye un caso singular en cuanto fue capaz de combinar en su personalidad no solo las características de un hombre de acción, sino también de hombre de pensamiento, de inmaculadas virtudes revolucionarias y extraordinaria sensibilidad humana, unidas a una voluntad de acero.

El 14 de junio de 1928, en Rosario, Argentina, nació Ernesto Guevara de la Serna. Entre las primeras palabras que aprendió estaban: “Papito… inyección”, pues padecía de asma. Luchando contra ella, se fue forjando un carácter en el que quedaron eliminadas debilidades y flaquezas.

Muy pequeño vivió en las estribaciones de las montañas a mil 400 metros de altura. Al salir de la escuela iba junto a otros niños a recorrer el monte: aprendió a amar las lomas, los arroyos, los árboles, los pájaros.

Aunque parecía que iba a ser matemático por su amor hacia esta disciplina, sucedió que fue médico, pensando que así podía ser más útil a los que siempre quiso: los humildes.

Luego de andar parte de América conociéndola por dentro, sus angustias y sus ansias, sus historias y sus luchas, se gradúa y va a Guatemala. Allí enfrenta, durante el gobierno de Jacobo Arbenz, la bárbara agresión yanqui y “unido por el dolor a todos los guatemaltecos” marcha a México, donde trabajó como fotógrafo ambulante para sobrevivir.

Una noche, en la casa de una cubana llamada María Antonia, le presentaron a Fidel Castro, héroe del ataque al Cuartel Moncada de Santiago de Cuba el 26 de julio de 1953, a quien ya conocía por referencias. Fidel le habló de las luchas, de combates y de sueños libertarios por lo que el joven médico decide que bien vale la pena “morir en una playa extranjera por un ideal puro”. Así pasa a engrosar las filas de los que juraron en 1956 ser “libres o mártires”.

Fue el Che Guevara uno de los 82 tripulantes del yate Granma, participó en toda la guerra de liberación cubana. Luego del triunfo del Primero de enero de l959 ocupó diferentes responsabilidades como Presidente del Banco Nacional y Ministro de Industrias.

Representó a Cuba en diferentes eventos nacionales e internacionales. Cumplió Misión Internacionalista en el Congo; y en l966 marchó a Bolivia en compañía de otros combatientes para luchar junto a la guerrilla boliviana contra el régimen entreguista imperante en ese hermano país.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Acerca de Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba
Historia , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


tres + = 9