Las Tunas, Cuba. Martes 17 de Octubre de 2017
Home > Especiales > Lecturas > Nuestro órgano oriental

Nuestro órgano oriental

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

organo_orientaljuan-quienes-somosJuan Morales Agüero
morales@enet.cu

El órgano oriental -esa encantadora y fabulosa fábrica de hacer «música molida»- llegó a Cuba procedente de Francia en 1885. Hizo su debut en la sureña ciudad de Cienfuegos, y, tiempo después, ya estaba extendido por buena parte del país. Se hizo tan popular en las fiestas criollas que hasta cambió su vocación de «solista» para hacerse acompañar de timbal, claves, tumbadora y guayo.

En los finales del siglo XIX fueron llevados a la ciudad de Manzanillo por Francisco Borbolla, cuya familia se dedicó a su utilización y construcción. Estos “órganos de manigueta” han sido profusamente usados en bailes bailes populares, sobre todo en zonas campesinas. El instrumento pasó a otras zonas de la antigua provincia oriental, con importantes tocadores y constructores en Holguín (Varberena), Buenaventura (Ajo) y Bayamo (Labrada).

El órgano oriental es como una pequeña orquesta, porque reproduce sonidos de otros instrumentos, principalmente de los de viento. Tuvo participación en nuestras guerras del siglo XIX, pues, en tiempos de festividades comunitarias, los patriotas que luchaban contra el colonialismo español solían trasladar en su interior, de un pueblo a otro, armas, municiones, medicinas y otros pertrechos.

Antiguamente el ejecutante debía hacer girar la manigueta durante todo el baile, lo que era un ejercicio tedioso y extenuante. Pero desde hace algunos años se les acopló electricidad. De instrumento de fiestas rurales ha pasado a ser parte del folclor del país y se escucha también y se disfruta en todas las ciudades.

El modelo de órgano oriental actual es de madera, con dos maniguetas: una mueve los rollos de cartón que tienen caladas las notas musicales; y la otra acciona el fuelle que proporciona el aire necesario para hacerlo funcionar.

El repertorio de estos instrumentos de fuelle de aire abarca todos los géneros populares cubanos, como sones. guarachas y danzones. Se suele acompañar su ejecución con pailas criollas, güiro o güayo, así como con tumbadora.

El primer órgano que tuvo  la ciudad de Victoria de Las Tunas data de 1904. Era de cartón y lo trajo un señor de nombre Francisco (Pancho) Rodríguez para ofrecer retretas dominicales. Pero el más popular de todos ha sido, sin lugar a dudas, el Estrella de Oriente, fundado por el profesor Joaquín Ochoa y Parra en 1925 junto a varios miembros de su familia.

Este órgano ha recorrido buena parte del país con excelente nivel de aceptación. Incluso, llegó a tener durante varios lustros un espacio fijo en la emisora provincial Radio Victoria, que abría las transmisiones de la planta. La llamada música molida forma parte de la nacionalidad cubana. Con ella han bailado varias generaciones de compatriotas. Y lo seguirán haciendo, a pesar del reguetton.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


6 − cinco =