Cultura

Huellas imborrables de la identidad en Las Tunas

yamileidis_montoya_pupofuente_antillasYamileydis Montoya Pupo
yami679@yahoo.es


Cuba reúne una amplia vida cultural, que tiene entre sus principales manifestaciones a la escultura, arte que cuenta con prestigiosos maestros, quienes impregnan a las obras la dedicación absoluta de la creación y la imaginación poética personal. 

Mas es en la provincia de Las Tunas, territorio ubicado a unos 690 kilómetros de La Habana, donde este arte se le adjudica una mayor connotación.

Desde el nacimiento de la provincia en 1976 tras la división politico-administrativa de la Isla, existían vestigios de un movimiento escultórico integrado por aficionados y profesionales, principalmente.

A partir de 1977 surgió la iniciativa, por parte de los creadores de la nación, de donar colecciones y emplazar obras de disímiles formatos, con el fin de mantener vivo este movimiento que desde 1968 realizaba encuentros interculturales.

La destacada artista de la plástica Rita Longa constituyó una de las principales figuras de reconocimiento nacional que intervino en el surgimiento de esta arraigada tradición que pervive en las calles, plazas, instituciones de económicas, educacionales y de salud, de Las Tunas.

Altos valores artísticos en las obras de varios autores cubanos se diseminan por toda la ciudad con el fin de ofrecerle al transeúnte la visión de las corrientes más actuales de esa manifestación.

Suman más de 100 las piezas monumentales distribuidas por los municipios tuneros, que mantienen el esplendor de las Bienales de Escultura, eventos en los que artistas y visitantes intercambian conocimientos y conceptos parar fomentar  el fondo de la prestigiosa colección tunera.

Piezas como Elementos aborígenes, de Herminio Escalona, La Fuente de las Antillas, de Rita Longa, y Lucha Armada, de Manuel Chiong, engalanan el paisaje citadino que permanece para las diferentes generaciones, que conservan a Las Tunas como Capital de la Escultura Contemporánea Cubana.

Paso a paso los escultores han moldeado lo que resulta cotidiano en el andar del pueblo tunero concebida como única muestra de lo mejor del arte de las tres dimensiones, en las que los conceptos estéticos enriquecen su belleza artística.

El arraigo y orgullo de los habitantes a las fieles obras, memorias retrospectivas de las variantes escultóricas del país, resaltarán por siempre en las Tunas, donde la huella del movimiento escultórico perdurará con vitalidad por los senderos de los siglos.

Artículos relacionados

Festival Cinemazul invita desde la literatura en la gran pantalla

Yanetsy Palomares Pérez

Congreso de la AHS: Cuba necesita transformar sus espacios culturales

Redacción Tiempo21

Moncada, un asalto de amor en Las Tunas

Yanetsy Palomares Pérez

Enviar Comentario


nueve − = 8