Lecturas

El arte de los tatuajes

juan-quienes-somostatuajesJuan Morales Agüero
morales@enet.cu


Los jóvenes tuneros no han conseguido sustraerse a la tentación de simpatizar con los tatuajes. Se trata de una práctica que ha cobrado inusitada fuerza. No le veo nada censurable. ¿Acaso se juzga a las personas por su aspecto exterior? Son sus sentimientos, en definitiva, quienes dicen la última palabra.

En efecto, he visto tatuajes en la piel de muchos exreclusos y de gente de baja catadura. Pero también en la de músicos, científicos, artistas y deportistas. A ninguno se les puede tildar de marginal por el simple hecho de llevarlos.

El tatuajes es una manera de manifestarse ante la vida según. Es una técnica de decoración antiquísima que perfora la piel para colocar debajo sustancias colorantes. En muchas partes del mundo existen pueblos que lo utilizan como indicativos del rango y afiliación sociales o como signo de duelo.

Los académicos aseguran que el término tatuajes se deriva de la palabra cha-tai, que en polinesio significa marca sobre la piel. El vocablo fue introducido en Europa en el siglo XVIII por el explorador inglés James Cook, tras uno de sus viajes por los mares del sur. Entre los primitivos, tatuarse no tenía nada de transgresivo, sino que era un signo de integración y de connotación social.

El tatuaje nace con el hombre. La famosa momia de Similaun -el cuerpo de un caminante que murió congelado hace 3500 años en Los Alpes– tiene uno en la espalda. Los egipcios practicaban la técnica en el 2000 antes de Cristo. El tatuaje en color alcanzó gran desarrollo entre los maoríes de Nueva Zelanda y en el pasado fue una forma popular de adorno en China, India y Japón, así como en numerosos pueblos primitivos de Colombia, Brasil y Argentina.

Los tatuajes más antiguos que se conocen datan de cuatro mil años antes del nacimiento de Cristo. En el Japón del siglo II, por ejemplo, se utilizaban como estigmas de castigo en las caras de los criminales. Actualmente, las mujeres de Nigeria, en África, son marcadas en el rostro para indicar si están casadas o no, a qué tribu pertenecen y cuál es su rango social. Existía la creencia de que los tatuajes protegían contra la mala suerte y las enfermedades.

En la actualidad, los tatuajes son apenas una moda, principalmente los jóvenes quienes lo utilizan como una forma de expresión. Así que no se escandalice cuando los vea, ¿eh?

Artículos relacionados

Festival de Cine de La Habana enfoca sus orígenes y hacia el futuro

Redacción Tiempo21

La Carta Magna, expresión de la justicia social de la Revolución

Redacción Tiempo21

Fidel Castro, el comunicador que conocimos

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


5 − = cuatro