Las Tunas, Cuba. Martes 19 de Junio de 2018
Home > Opinión > ¿Violencia?, ni con besos

¿Violencia?, ni con besos

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Recientemente fui testigo de una experiencia que me estremeció el corazón, en la Plaza Cultural de la ciudad de Las Tunas; un hombre amenazaba con tono incisivo a una mujer delgada, de rostro que traslucía un marcado deterioro, de mirada triste y a todas luces con el reflejo de la mujer a la que el varón maltrata.

“Te voy a dar dos galletas aquí mismo”, fue su frase, y luego, mientras caminaba, se detenía por segundos para continuar sus amenazas. Ella callada y apenada lo seguía a una distancia prudencial; hasta que no pudo más y le respondió algunas palabras que no alcancé escuchar, pero sí un grupo de féminas que venían en sentido contrario y expresaron: “Oye que alarde tiene esa mujer”, mas, él no la oyó, si no en ese momento cumple con sus amenazas.

En plena calle un hombre en esas intimidaciones con su mujer, imagine en la casa. En la cultura latinoamericana existe la tendencia del varón dominar a la hembra, aún en esta época en la que tanto la mujer se ha civilizado. En Cuba no estamos al margen, son muchos los ejemplos que están entre nosotros en las calles, en el trabajo, en la cola de la esquina; mujeres humilladas, abusadas por el marido, desde todos los puntos de vista.

Gritos, ofensas, bochornos, amenazas, humillaciones, violaciones… y uno de los puntos máximo, los golpes; son la realidad de muchas mujeres, la que casi siempre mantienen oculta, porque no poseen una dependencia económica, por los hijos o por esta vida apretada, que es difícil llevar solas, pero jamás será imposible, solo hace falta fuerza y deseo para luchar.

Una persona abusadora, porque no tiene otro nombre, tiene que ser enfrentada siempre, juzgada y condenada, pues si no se procede así el explotador no dejará de afilar sus garras.

En Cuba queda instituido en la legislación el delito de lesiones en el Capítulo VII, Art. 272, 273 y 274 del Código Penal vigente, en el Decreto Ley No. 141 de Contravenciones del Orden Interior y más recientemente en el Decreto Ley No. 175. El que cause lesiones corporales graves o dañe gravemente la salud a otro, incurre en sanción de privación de libertad de dos a cinco años.

El que cause lesiones corporales o dañe la salud a otro que, aún cuando no ponen en peligro la vida de la víctima, ni le dejan las secuelas señaladas en los artículos 272 y 273, requieren para su curación tratamiento médico, incurre en sanción de privación de libertad de tres meses a un año o multa de cien a trescientas cuotas o ambas.

Al analizar las denuncias que llegan a las estaciones policiales, estas se recogen como lesiones del esposo, novio o amante. Sin embargo, debido a las mismas amenazas y a los temores de la mujer muchas retiran la denuncia, algunas los justifican o desmienten lo anterior.

La mujer no es débil, aunque no tenga la fuerza física del hombre. Según la Biblia la mujer se creó de una costilla de Adán y los teólogos aseguran que al lado del corazón para que siempre fuera amada y protegida por el hombre. Pero parece que para muchos fue bajo su brazo para poder estrangularla.

Kofi Annan, el secretario de las Naciones Unidas hasta el año 2006, dijo en una oportunidad: “La violencia contra la mujer es quizás la más vergonzosa violación de los derechos humanos. No conoce límites geográficos, culturales o de riquezas. Mientras continúe, no podremos afirmar que hemos realmente avanzado hacia la igualdad, el desarrollo y la paz.”

Aunemos voluntades para enfrentar este flagelo que cada día se expande más por todo el planeta. Juntos podemos decir basta al abuso, las amenazas y el despojo de la felicidad a esas hermosas flores que somos las mujeres.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Darletis Leyva González

Periodista, graduada de la Universidad de Oriente. Se desempeña como reportera con excelentes resultados en su gestión diaria. Es aguda en sus trabajos de opinión. Una de sus características es contar historias de vida en la que el factor humano está siempre presente. Atiende los temas de salud, entre otros. Miembro de la Unión de Periodistas de cuba, premiada en varios concursos. @DarletisLG

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


ocho + 4 =