Las Tunas

Labor de reordenamiento

cuentapropistasliliana_gomez_ramosLiliana Gómez Ramos
lia@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas.- Más de mil 700 personas visitaron en los primeros meses del año, las dependencias de las Direcciones de Trabajo y Seguridad Social de la provincia de Las Tunas en busca de empleo. De ellas, casi el 55 por ciento están por encima de los 30 años de edad.

Mientras los municipios de Manatí y Majibacoa se reconocen por tener posicionamiento para todos los solicitantes de nuevos empleos, Las Tunas y Amancio cuentan con menos opciones laborales. En este último municipio del sur se ubicaron menos del 50 por ciento de la fuerza de trabajo debido a la poca disponibilidad laboral existente.

En la provincia, sin embargo se logra que más del 69 por ciento de los aspirantes continúen siendo parte de la población económicamente activa aunque incide la falta de ofertas en correspondencia con los intereses de los aspirantes.

Por otra parte, en Las Tunas más de 11 mil personas han sido declaradas disponibles, y solo una pequeña parte de este personal se reubicó en las entidades donde laboraban ocupando otra plaza directa a la producción.

Gilberto Ávila González, especialista del Equipo de Estudio Sociopolítico del Partido Comunista de Cuba (PCC) e investigador del tema asegura que: “las principales preocupaciones se relacionaban al futuro de los trabajadores y de manera general se entiende la necesidad del proceso porque se evidenciaban plantillas infladas por la falta de materias primas y desorganización laboral.”

Entre las empresas con mayor número de disponibles se encuentran el Ministerio de la Industria Azucarera y el Ministerio de la Agricultura, y paradóhicamente son estas mismas entidades las que demandan más fuerzas de trabajo vinculadas a la producción de alimentos porque la región es eminentemente agropecuaria.

Las problemáticas que enfrenta el territorio en el reordenamiento laboral están dadas por el déficit de empleos que permitan la variedad de opciones, lo que provoca que no todas las personas acepten las ofertas que se les brinda.

“El reordenamiento laboral es una medida necesaria para lograr la productividad y así lo reconocen los trabajadores, además existe compromiso y apoyo a la Revolución por parte de la clase obrera, se entiende que era necesario”, asegura Gilberto Ávila González.

Aunque es una medida difícil, la principal carta de triunfo es velar por la correcta calidad de un proceso complejo que influye en la economía y en el futuro de la población.

Artículos relacionados

Las Tunas por perfeccionar su desarrollo ganadero

Adialim López Morales

Sepultado Ernesto Ricardo, dolor en las redes

Redacción Tiempo21

Ernesto Ricardo, no más

Redacción Tiempo21

Enviar Comentario


9 × uno =