• Portada
  • Las Tunas
  • Inicia temporada ciclónica de poca actividad; pero debemos estar alertas
Las Tunas

Inicia temporada ciclónica de poca actividad; pero debemos estar alertas

Lluvia_temporada_ciclnica

LEA MÁS:

Próxima temporada ciclónica menos intensa que en 2011, afirman expertos

Escala de huracanes de Saffir-Simpson

Cuba: La temporada ciclónica que se avecina será “normal o poco activa”

yenima_12Yenima Díaz Velázquez
yenimadv@enet.cu

Las Tunas.- De normal a poco activa debe ser la temporada ciclónica para el área del océano Atlántico, mar Caribe y golfo de México, correspondiente al año 2012, la que comienza de manera oficial este primero de junio aunque hasta ahora ya se han formado las tormentas tropicales Alberto y Beryl.

Eso se debe a las condiciones atmosféricas fundamentalmente porque el evento ENOS (El Niño, Oscilación del Sur) inhibe los procesos de formación y desarrollo de esos fenómenos, además de fuertes corrientes de aire en niveles medios y altos de la tropósfera, como informó Alexey Moreno Borges, Jefe del Grupo de Pronósticos del Centro Meteorológico provincial.

Precisó el experto que hasta el 30 de noviembre se estima la ocurrencia de diez organismos con nombres, que pudieran llegar a ser tormentas tropicales y entre ellos se incluyen cuatro huracanes, dos de los cuales llegarán a ser de gran intensidad, según los parámetros establecidos en la escala Saffir-Simpson.

Precisamente ese instrumento de medición de los ciclones tropicales registra cambios en el actual período, al excluir la categoría de presión mínima para evaluar la intensidad de los mismos, aunque se mantienen la fuerza de los vientos y los daños que pueden provocar.

Añadió Moreno Borges que en el área los meses de mayor actividad son agosto, septiembre y octubre, con tormentas tropicales formadas en el Caribe oriental que la mayoría de las veces afectan la región occidental de Cuba.

En la provincia de Las Tunas, a 690 kilómetros al este de La Habana, existen nueve especialistas y dos estaciones meteorológicas, una en la localidad de La Morena, en Puerto Padre y otra en la ciudad capital, en las que se dispone de modernas tecnologías para mantener una estrecha vigilancia de las condiciones atmosféricas en toda el área.

Aunque es poco frecuente el paso de esos fenómenos por el territorio tunero, la población debe mantenerse alerta, fundamentalmente en las zonas bajas y proclives a inundaciones o penetraciones del mar para disminuir los riesgos y las afectaciones como las ocasionadas por los huracanes Ike y Paloma en el año 2008.

Artículos relacionados

Recuerdan aniversario de la Comandancia de San Joaquín

Yeisnel Vázquez

Modernizarán tecnología para la producción industrial del Combinado 25 de Diciembre en Puerto Padre

Redacción Tiempo21

Proyecto comunitario 16 de octubre, la vida de Migdalia Igarza

Claudia Pérez Navarro

Enviar Comentario


1 + = dos