Gente

Marquitos será el médico que no soñó

Las Tunas.- Un joven de Angola agradece al pueblo de Cuba la posibilidad de egresar en julio próximo como galeno, en la universidad de ciencias médicas “Zoilo Marinello Vidaurreta”, de esta oriental provincia, 690 kilómetros al este de La Habana.

Tal realidad, ni soñada por Marcos Paulo José de Carvalho, comenzó cuando en su país cursaba la enseñanza superior en la especialidad de Biología, y le parecía una broma oír a su padre hablarle de que podía venir a estudiar a la Isla caribeña hasta verlo concretado en 2005.

Muestras de afecto le han brindado en las provincias cubanas por las cuales ha transitado, en un período que ya suma siete años de estancia, iniciada con dos meses en la capital cubana y nueve en Ciego de Ávila, en la ciudad de Morón para aprender el idioma.

En 2006 fue bien recibido en este territorio, donde las  experiencias de la acogida son tan buenas como en las demás zonas recorridas, porque para Marcos, o cariñosamente Marquitos, “el pueblo cubano se parece mucho al de Angola, y África en general”.

Ningún tipo de dificultad le ocasionaron las relaciones con los profesores, además de tener buenas amistades en Cuba, cuyo pueblo es “maravilloso y muy amistoso para los africanos”, de lo que se siente orgulloso de ser, y de este país que no solo ha ayudado en la liberación de su continente.

El joven angoleño destacó cómo todos los años se siguen formando profesionales no solo en la Medicina, sino en Economía y Agronomía, lo que va a ayudar al desarrollo de su área geográfica, al tiempo que permitirá unir más los lazos de amistad y fraternidad con la mayor de las Antillas.

Para él es muy bueno estudiar su carrera acá “con la buena fama que tienen los médicos cubanos”, quienes no solo comparten sus servicios en cualquier sitio del mundo, sino también sus conocimientos, vinculados a los convenios de colaboración establecidos por el estado.

Artículos relacionados

Ricardo Salgado Arias, un universo desde el dibujo

Yanetsy Palomares Pérez

Lisney y el idioma de los animales

Claudia Pérez Navarro

Panchón y su manía de construir

Edelmis Cruz Rodríguez

Enviar Comentario


cinco − 3 =