Historia

El combate que marcó la mayoría de edad del Ejército Rebelde

Este 28 de mayo se cumplen 55 años de la segunda acción victoriosa de importancia ejecutada por el naciente Ejército Rebelde, desde el desembarco de los 82 expedicionarios del yate Granma, quienes, comandados por Fidel Castro, arribaron a Cuba el 2 de diciembre de 1956 con el objetivo de librar la última y definitiva etapa de las luchas revolucionarias del pueblo cubano.

Se trata del combate de El Uvero, que sucedió al primer éxito de la tropa de revolucionarios, obtenido el 17 de enero de 1957, cuando se libró el combate de La Plata, que demostró ante el mundo la permanencia de Fidel en la Sierra Maestra, la capacidad guerrillera para tomar cuarteles y armas al enemigo, y la disposición de luchar hasta el triunfo final.

Al conocerse que el 23 de mayo había ocurrido por la costa norte de Oriente el desembarco del Corynthia, que trajo a Cuba a un grupo de revolucionarios, Fidel decide atacar el cuartel de El Uvero, con el objetivo de distraer a las fuerzas de la dictadura y disminuir la presión sobre los expedicionarios.

Unos 16 kilómetros de distancia y ocho horas de camino vencieron los combatientes la noche del día 27 para llegar hasta el cuartel de El Uvero.

La fuerza enemiga ubicada en el cuartel, estaba integrada por 53 hombres y se defendió tenazmente durante dos horas y 45 minutos.

Además de Fidel, que dirigió personalmente el combate, por la parte rebelde participaron en la acción varios de los hombres que luego serían jefes principales de las fuerzas revolucionarias, entre ellos Raúl Castro, Camilo Cienfuegos, Ernesto Che Guevara y Juan Almeida, quien resultó herido en un brazo y una pìerna.

De los integrantes del ejército de la tiranía, 11 resultaron muertos, 19 heridos y 16 prisioneros, según consta en el relato que sobre esta acción hiciera el Comandante en Jefe a Frank País.

Por la parte rebelde cayeron los tenientes Emiliano Díaz Fontain y Julio Díaz González, y los combatientes Gustavo Adolfo Moll, Francisco Soto Hernández, Anselmo Vega, Eliseo Mendoza y Rigoberto Cilleros, mientras recibieron heridas el capitán Juan Almeida, el teniente Félix Pena y los combatientes Migel A. Manals, Mario Maceo, Manuel Acuña, Enrique Escalona, Mario Leal y Hermes Leyva.

Luego del triunfo de la Revolución, en uno de sus valiosos escritos sobre la guerra de liberación nacional, el Comandante Ernesto Che Guevara calificaría a aquella acción como “la victoria que marcó la mayoría de edad de nuestra guerrilla. A partir de este combate, nuestra moral se acrecentó enormemente, nuestra decisión y nuestras esperanzas de triunfo aumentaron también, simultáneamente con la victoria y, aunque los meses siguientes fueron de dura prueba, ya estábamos en posesión del secreto de la victoria sobre el enemigo.”

Artículos relacionados

Comandancia del Cuarto Frente en la memoria de San Joaquín

Tania Ramirez

La Historia me absolverá: 65 años después con plena vigencia

Redacción Tiempo21

Potrero Hormiguero, símbolo de Las Tunas

Tania Ramirez

Enviar Comentario


seis − = 5