Las Tunas, Cuba. Jueves 14 de Diciembre de 2017
Home > Cultura > El Cinemazul, una experiencia extraordinaria

El Cinemazul, una experiencia extraordinaria

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

cinemazul_2Ana Isa Vidal Díaz

anaisa@rvictoria.icrt.cu

Adriana Barrera Santiesteban

adriana@rvictoria.icrt.cu


Las Tunas- “Llevo varios años participando en el Cinemazul porque más que todo, amo el cine y esta es una forma de entenderlo mejor, para seguir disfrutándolo”-así comentó a Tiempo21 Ramiro Ríos Ledesma, quien mereció el premio Ola, máximo galardón del Festival de Apreciación Cinematográfica Cinemazul, celebrado del 23 al 26 de mayo en esta ciudad capital.

Este joven del municipio de Colombia propició el debate en torno a la película Camino a la fama, del año 2000, con un acertado análisis, adentrándose en las interioridades del mundo del ballet, al cual estuvo dedicada esta decimonovena edición.


En el apartado de Participación resultaron premiados Marcial Leyva (Las Tunas), Enrique Leyva (Jesús Menéndez) y Lianet Lago (Colombia); mientras Laritza Marrero (Las Tunas) obtuvo el Premio de la Crítica.

El conversatorio que abordó la importancia de conservar el patrimonio fílmico nacional y la proyección de cintas relacionadas con la danza sobresalieron en esta cita, que dejó varios regalos a los cinéfilos tuneros, entre ellos, la donación del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) a la sala Tomás Gutiérrez Alea, de varios números de la Revista Cine Cubano, así como los volúmenes El cine, décima musa, y Ciudadano Cartel, de Ediciones ICAIC.

El importante obsequio también incluyó trece películas cubanas clásicas, ocho DVD del programa televisivo Con dos que se quieran y más de cincuenta entrevistas de la colección Videoteca Contracorriente.

Principales fotogramas

La sección infantil Los Mil Elpidios estrenó el corto de animación Changó cumple una misión, de la naciente serie Leyendas Yorubas, con la cual su creador, el realizador de los Estudios de Animación del ICAIC Juan Ruiz, hace “un homenaje a esa religión y a la cultura afrocubana, tan arraigadas en nuestro país”.

Además, la narradora oral y crítica de cine Gertrudis Ortiz presentó el monólogo Las películas del sábado: sexo, violencia y lenguaje de adultos. La escritora se sintió satisfecha por venir una vez más, pues “el cine de 35 milímetros enfrenta ahora un reto grandísimo, como consecuencia de la globalización de los DVD, de la manera en la que cada persona puede ver una película sin necesidad de moverse de su casa; así que es un reto para todos los comunicadores fomentar la apreciación del buen cine, la buena lectura y el buen arte”.

En tanto, Pablo Pacheco López, director de la Revista Cine Cubano y vicepresidente para el Patrimonio Cinematográfico del ICAIC, prestigió las cuatro jornadas del Cinemazul:

“Hay un proceso de reducción de la asistencia del público al cine, a partir de la inserción de la tecnología digital en el mundo cinematográfico y la diversidad de las opciones para ver cine en las casas. La gente ve más cine, pero el cine que se ve es cada vez peor…


Yo creo que estamos ante un conflicto y tenemos dos opciones: dejar que las cosas continúen como están marchando, y que el cine culto, que enriquece y humaniza, continúe presentando una situación desventajosa; o contribuir en alguna medida a reducir esta situación. En ese empeño lo que ustedes están desarrollando es extraordinario, esta es una experiencia espectacular”.

A su juicio, el también director de Ediciones Unión considera que este es un encuentro que hay que “defender y preservar, como un instrumento que aunque no puede competir con la todopoderosa televisión, va creando en la gente ciertas motivaciones alrededor del cine; una iniciativa que debe ser tomada como referente por el ICAIC y las otras provincias cubanas, como uno de los elementos indispensables para la educación y formación cultural de nuestro pueblo”.

La calidad de los debates, la excelente preparación de los cineclubistas y la riqueza de los espacios teóricos distinguieron esta edición, si bien el festival no llegó con el mismo poder de convocatoria de otras ocasiones, a las instituciones culturales y educacionales de la ciudad.

Sin dudas, la creatividad a la hora de sumar seguidores a este loable propósito de estimular la apreciación cinematográfica en el público y la imprescindible consolidación de la labor en los cineclubes de la provincia durante todo el año, son capítulos por saldar en esta cita, alabada por los espectadores, artistas y especialistas del séptimo arte en Cuba, debido a su autenticidad.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


cuatro × 5 =