Historia

Niceto Pérez, inspiración del campesinado cubano

Las Tunas.- El 17 de mayo es para los cubanos y especialmente para el sector campesino, un momento para la reflexión, el recuento histórico y el homenaje al dirigente campesino Niceto Pérez, asesinado el 17 de mayo de 1946, por luchar contra los desalojos y la explotación terrateniente.

Campesino de estirpe pobre y sin tierras fue Niceto Pérez, llegó un día a El Vínculo, tierras realengas (sin dueño) de Guantánamo, para desmontar un pedazo de campo donde asentarse con su familia, proveniente de Güira de Melena, la Habana, lugar donde nació en marzo de 1907.

Esa zona desde los primeros años de la llamada época republicana, venía siendo escenario de sublevaciones campesinas contra los desalojos, y fue el lugar idóneo para el luchador por los derechos de los humildes que decidió inmolar su vida antes que entregar la tierra.

Con este hecho creyeron frenar las aspiraciones y voluntad de lucha de sus representados, ignorando que su sangre al regar el suelo patrio, sería parte de las semillas de las cuales, más tarde germinaría el socialismo.

El ejemplo de Niceto Pérez estuvo en la Sierra Maestra, especialmente en la Plata con la firma de la Primera Ley de Reforma Agraria, que devolvió la tierra a su legítimo dueño, El Pueblo.

En 1961 al constituir la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, ANAP se rindió tributo al líder campesino y también hoy cuando se habla de hacer producir la tierra.

Este montuno cubano está en cada logro, y como dijera el Indio Naborí: tendiendo su mano de diamante al porvenir, triunfal, vestido de granjero y miliciano, junto a cada hombre y mujer de este pueblo, transformado este día, más que en la fecha de su muerte, en la de su nacimiento.

Artículos relacionados

Comandancia del Cuarto Frente en la memoria de San Joaquín

Tania Ramirez

La Historia me absolverá: 65 años después con plena vigencia

Redacción Tiempo21

Potrero Hormiguero, símbolo de Las Tunas

Tania Ramirez

Enviar Comentario


× uno = 7