Las Tunas, Cuba. Viernes 18 de Agosto de 2017
Home > Especiales > Lecturas > Logros y desafíos del Campismo Popular

Logros y desafíos del Campismo Popular

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Todo comenzó en septiembre de 1959, durante un recorrido de Fidel por la Sierra de los Órganos, en Pinar del Río, específicamente por la Hacienda Cortina, en el hoy Parque Nacional de La Güira.

La exuberante belleza y verdor del entorno de Vuelta Abajo, inspiró al líder de la Revolución cubana a sugerir la idea de ubicar espacios de alojamiento para el disfrute de la población, a lo largo de montañas, playas y de otros privilegiados parajes del archipiélago.

Tras dos décadas de prioridades económicas, agresiones, vicisitudes y otros amenazantes demonios, en abril de 1981 el propio Comandante en Jefe orientó crear el plan masivo para la recreación popular vinculada al medio ambiente.

Así surgió en Cuba el Campismo Popular, modalidad turística que se inició en seis puntos de la occidental provincia de Pinar del Río -denominados Bases de Campismo-con el fin de desarrollar en el entorno natural excursiones, exploraciones, caminatas y otras actividades, con alojamiento en instalaciones sencillas y tiendas de campaña.

El 16 de mayo de 1981 se efectuó la primera excursión desde La Habana, y hasta el cierre de ese año, casi 14 mil personas disfrutaron sus vacaciones en las seis bases campestres del oeste cubano.

Al año siguiente, el Estado decidió extender la iniciativa al resto de la Isla e introducir ofertas de albergue en cabañas de madera, con mayor comodidad para los veraneantes, y disfrutaron de asueto más de 137 mil personas.

En julio de julio de 1982, durante el discurso por el primer aniversario de la iniciativa, Fidel señaló: “Nuestra aspiración es que las bases de campismo se conviertan en centros de recreación para las familias”.

A partir de entonces, la modalidad comenzó a experimentar notable despliegue, no obstante estrecheses económicas y el impacto de inclemencias naturales sobre las rústicas instalaciones. Tales fenómenos condujeron a emplear materiales más duraderos en las construcciones y remodelaciones, pero siempre bajo el principio de la conservación e integración armónica con el medio ambiente.

Al finalizar la década de los 90, ya habían disfrutado de los servicios más de nueve millones de personas y se impuso entonces el reto de administrar más eficientemente los recursos materiales, y elevar la calidad de las prestaciones.

Importante para el sostén económico del campismo -afectado con la llegada del Período Especial– resultó la introducción y desarrollo de las primeras experiencias en la atención a turistas extranjeros, en Puerto Escondido, en el litoral norte de La Habana, así como también en Jardín de Aspiro, en Pinar del Río y en Río Canimar, Matanzas.

Tras más de tres décadas de su creación, el Campismo Popular constituye actualmente una de las más gustadas opciones para quienes prefieren disfrutar de vacaciones en familia y en contacto con la naturaleza.

Durante la presente etapa estival, que se extenderá hasta el venidero 15 de septiembre, se espera que pasen por las 80 bases dispersas a lo largo del archipiélago alrededor del millón 17 mil veraneantes.

Según lo previsto, se dispondrá del centenar de áreas de baño, naturales y artificiales; 197 espacios para la práctica de deportes, así como de múltiples escenarios para bailables; y salas de juego, televisión, video y computación, entre otras alternativas recreativas que incluyen alrededor de 240 sitios de interés histórico, cultural o natural.

Entre los retos del Grupo Empresarial del Campismo Popular, perteneciente hoy al Ministerio de Turismo, figuran elevar la calidad en los servicios y la atención a los campistas, la eficiencia en las transportaciones y las variedades recreativas, con la política de precios acorde con su carácter popular.

Todo ello sin descuidar ni un ápice los primordiales principios del plan ideado y creado sobre las bases del cuidado y respeto a la flora y fauna, a la naturaleza, y la historia. (Pausides Cabrera Balbi, Agencia Cubana de Noticias)

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


seis + 3 =