Cultura

Para todos los gustos… una oleada de cine extranjero

vincere_pelculaanaisa_vidal_diazAna Isa Vidal Díaz
anaisa@rvictoria.icrt.cu


Las Tunas- Después del Festival de Cine Francés y su sugerente brisa de audiovisuales contemporáneos, la ciudad vuelve a vestirse con el celuloide europeo, esta vez, con una muestra proveniente de Italia.

El drama Rocco y sus hermanos (1960), dirigido por Luchino Visconti, abrió el ciclo, que incluye cinco películas representativas de la filmografía italiana, una de las más completas en cuanto a estilos y géneros.

Esta cinta, considerada una obra maestra, exhibe en el guión nombres tan ilustres como Cecchi d’Amico y Pasquale Festa Campanile, en la música al gran Nino Rota y una magnífica fotografía de Giuseppe Rotunno. Mientras, en las actuaciones de esta crónica familiar se lucen íconos como Renato Salvatori, Annie Girardot y Alain Delon.

Sobresalen también los títulos Por un puñado de dólares (1964), y Por unos dólares más (1965), que forman parte de la conocida Trilogía del dólar. Estos filmes, que sumergen al espectador en el género del oeste, lanzaron a la fama a su realizador, Sergio Leone, y al multipremiado actor norteamericano Clint Eastwood, convirtiéndose en clásicos del spaghetti western como vertiente cinematográfica.

por_un_punado_de_dolaresVencere (2009) complementa el ciclo, pues su director, Marco Bellochio, asume el reto de mostrar un convulso período de la Italia, desde la tragedia de una mujer maltratada por su cónyuge. Se trata de la interesante historia de Ida Dalser, esposa del dictador Benito Mussolini, encarnados por los actores Giovanna Mezzogiorno y Fillipo Timi.

Y con un estupendo cierre aparece Cinema Paradiso (1988), también conocida como Nuevo Cinema Paradiso, conmovedora historia sobre la naturaleza de la existencia humana en sus diferentes etapas, dirigida por Giuseppe Tornatore. Este monumental drama que se erige como un gran homenaje al cine y sus amantes, es uno de los más importantes títulos en la carrera de Tornatore, quien también realizó Pura formalidad (1994), El hombre de las estrellas (1995) y Malena (2001).

El cine italiano tuvo su primera década de esplendor en la década de 1910, cuando se constituyó como pionero de espectaculares superproducciones históricas. Luego, propició el nacimiento de una escuela que suponía una nueva forma de ver el cine: el neorrealismo.

En su evolución como una de las cinematografías más descollantes de Europa, ha resaltado por desandar los mundos de la mafia, el terrorismo y la corrupción política.

Después de esta diversa panorámica, se avizora en las salas de esta ciudad, la IV Muestra Itinerante de Cine del Caribe, con documentales, filmes de ficción y animados de esta región y su riqueza cultural.


Ver más sobre cine italiano:

http://es.wikipedia.org/wiki/Por_un_pu%C3%B1ado_de_d%C3%B3lares

Artículos relacionados

Festival Cinemazul invita desde la literatura en la gran pantalla

Yanetsy Palomares Pérez

Congreso de la AHS: Cuba necesita transformar sus espacios culturales

Redacción Tiempo21

Moncada, un asalto de amor en Las Tunas

Yanetsy Palomares Pérez

Enviar Comentario


3 × nueve =