Enfermera, gracias a la Revolución Cubana

Sábado, 12 mayo 2012, 12:21 | Haga un comentario

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

enferemera_mariaaleida_naval_santosAleida Naval Santos
anaval@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas.- María de Jesús Hernández Tamayo hace 48 años es enfermera, y a ella se le atribuye la formación de casi todo el personal que labora en esa especialidad en la oriental provincia de Las Tunas.

Por más de 35 años ha desarrollado la docencia y actualmente es metodóloga y profesora asistente de la facultad de Ciencias Médicas Zoilo Marinello, en el territorio, a 690 kilómetros al este de La Habana.

Al hablar de esta gran mujer, sus compañeras de especialidad la comparan con el ejemplo vivo de Florence Nightingale, quien se entregó sin condiciones durante toda su vida a la enfermería.

A María de Jesús llegué una mañana de domingo y con gentileza accedió a contarme un poco sobre su gran pasión.

¿Cómo y cuándo comenzó a estudiar enfermería?

“Aquí en Las Tunas, inicié en febrero del año 1962 un curso de seis meses para auxiliar de enfermera, el primero que se hizo aquí por la Revolución para formar el personal, porque no había nadie que trabajara en los hospitales.

“Además, yo había hecho pruebas para entrar en la Escuela de Enfermeras de La Habana, y estaba en las dos cosas a la vez. En el mes de junio de ese año me llegó la convocatoria, había aprobado mi examen, podía escoger el hospital que yo quisiera e irme a ser enfermera, y me fui. Me gradué en agosto de 1964”.

¿De niña quiso ser enfermera?

“Si dijera eso iba a mentir, porque yo viví parte del capitalismo y no podía haber vocación, sino necesidades. En esa época yo trabajaba como dependienta en una tienda. Tenía 15 años y por la noche estudiaba en la Escuela de Comercio. No me gustaba, pero era de corta duración (el curso) y podía hacerme tenedora de libros, que es más o menos como una contabilidad.


“Una oportunidad fue la Revolución Cubana, que me hizo cambiar de profesión. Aquella que no me gustaba, pero tenía la necesidad de terminar los estudios en 1958 y empezar a trabajar”.

Se hizo enfermera, ¿Pero le ha marcado más la docencia que la asistencia?

“A mí me gustaba mucho enseñar, me sentía bien y me llegó la posibilidad de ir a pasar uno de los primeros cursos de docencia para formar a las profesoras en el año 1973, y desde entonces hasta la fecha todavía estoy en ella”.

¿Cómo debe ser una enfermera?

“Lo primero que tiene que tener es el humanismo, sentir el dolor ajeno como de uno mismo para poder resolver y responder todas la problemáticas que existen en el paciente, verlo como si fuera nuestro padre, madre, hijo, hermano o personas muy queridas, que son a los que le damos mucho amor, ternura y cariño”.

¿Qué significó para usted cumplir misión internacionalista, especialmente en Haití?

“Uno tiene la posibilidad de ir a ayudar a otros pueblos y dar el máximo. Muchos están más necesitados que nosotros, pues no tienen un sistema social como el nuestro que les garantice la salud, allí no existe nada de eso.

“Cuando me eligieron para ir a Haití, ya tenía 56 años, es una tarea de la Revolución y me fui. Es un país, como bien dice la historia y lo que uno lee, de los más pobres del mundo. Y cuando se ve todo aquello, de verdad que a uno le da sentimiento y piensa en todas las situaciones difíciles que tienen esas personas.

“Inmediatamente comparamos con lo nuestro, y esto nos ayuda a ser cada día mejores, porque tenemos que darle más a ellos, porque ellos no tienen nada. En estas misiones los cubanos damos el máximo para tratar de que resuelvan parte de sus problemas, porque no los podemos resolver todos.”


Así es María de Jesús Hernández Tamayo, enfermera por vocación y que da gracias a la Revolución Cubana por ello. En su labor destacan la dirección por varios años de la Escuela de Enfermería del municipio de Puerto Podre, del Politécnico de la Salud en esta ciudad, y el cumplimiento de misiones internacionalistas en Haití y en la República Bolivariana de Venezuela.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Acerca de Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba
Gente. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


9 − = siete