En Las Tunas una brigada no estatal de concretera basa su gestión en el buen servicio

Miércoles, 9 mayo 2012, 09:52 | Haga un comentario

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

construccion_concreteraedelmis_cruz_rodriguezEdelmis Cruz Rodríguez
edelmis@rvictoria.icrt.cu

 

Las Tunas.- Con la aprobación del trabajo por cuenta propia, en la provincia de Las Tunas, como en toda Cuba, surgen ideas y opciones que contribuyen a elevar el nivel de vida no solo de quienes lo practican sino de la población que recibe sus beneficios.

Precisamente la puntualidad, seriedad y calidad en el servicio de concretera es el eslogan de identificación y la divisa que le han asegurado el éxito a una pequeña brigada de este territorio, especializada en la fundición de cubiertas sólidas.

Estos trabajadores no estatales radican en la calle número 9, en los límites del Reparto Aeropuerto, de esta ciudad, cabecera de la provincia de igual nombre, a 690 kilómetros al este de La Habana.

El protagonista de la actividad es Andrés Diez Sánchez, chofer de profesión con 30 años de experiencia y con pocos conocimientos de construcción, quien empezó solo en la nueva tarea y ahora es una persona muy conocedora del oficio y que gracias a la ampliación del trabajo por cuenta propia decidió formar un equipo, pues la labor es muy compleja y requiere de gran esfuerzo.

“Yo me inicié en esto hace alrededor de seis años, a partir de una construcción por esfuerzo propio que estaba haciendo, no he pasado escuela, pero me gusta la construcción y fui adquiriendo conocimiento a medida que trabajaba, lo aprendido lo he tratado de llevar a cabo con eficiencia porque cuando uno quiere hacer algo y le pone amor el resultado tiene que ser ese”.

Con el tiempo empezó a sumar compañeros, y se han quedado los mejores, más eficaces y competentes “basado en una disciplina que quise establecer de ser serios, puntuales y respetar al cliente que es al que le prestamos el servicio”.

Siempre trata de ser fiel al eslogan para que esas tres palabras nunca fallen como ha sido hasta ahora “velamos por la calidad, que la dosificación sea correcta, cuidamos nuestro prestigio y que el trabajo se haga de forma eficiente y correcta”.

Las personas contactan la brigada de distintas formas, mientras está en plena faena o por el teléfono 39- 33 34. “A veces ahí mismo sale el contrato y otras veces visitamos la vivienda del interesado para estudiar las condiciones que tiene”.

Diez personas conforman el equipo y cada una de ellas tiene una función determinada dentro del grupo. Además cuentan con los medios necesarios como trompo, cubos, pipa para agua, palas y andamio, lo que les permite que el precio se pacte con el cliente, de acuerdo a las posibilidades de pago de cada quien.

La seguridad está garantizada por la propia disciplina de proteger a los que laboran en alturas, no se ubican en lugares peligrosos o cercanos a la electricidad y no permitir la ingestión de bebidas alcohólicas mientras dura el trabajo.

Aunque esta labor se presenta de forma espaciada, disponen de una alta demanda y ya han realizado más de cien acciones, sin afectar las responsabilidades que algunos miembros tienen con el Estado. Como la mayoría reside en el mismo reparto o disponen de teléfonos se activan fácilmente.

Independientemente de los ingresos personales, los integrantes de la brigada se sienten motivados por los beneficios que le reporta para satisfacer las necesidades materiales de sus familias, como lo atestigua Jorge Martínez Plutín y Raúl Acuña Espinosa.

Ellos son dos trabajadores estatales y también integran la brigada.

Jorge empezó hace dos años y cuenta que “me acerqué un día, fui adquiriendo experiencia de la construcción y hasta ahora me siento bien”.

Similar criterio tiene Raúl que considera muy buena la experiencia de tres años como operador del trompo, uno los máximos responsables de la disciplina y de la calidad y “así trabajamos y garantizamos que nos busquen”. 

Con orgullo y amor por lo que hacen Andrés y sus muchachos- como los llama- se sienten satisfechos pues hasta ahora no han tenido quejas de ningún cliente, lo cual obedece a la seriedad, responsabilidad y prestigio que han sabido cultivar.

El reordenamiento del modelo económico cubano trajo aparejado la ampliación y flexibilización del trabajo por cuenta propia, una nueva fuente de ingresos que ofrece a hombres y mujeres iguales oportunidades de empleo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Acerca de Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba
Las Tunas , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


+ 5 = seis