Gente

Nancy, una mujer realizada

barrendera_nancydarletis_leyva_gonzalezDarletis Leyva González
darletislg@rvictoria.icrt.cu


Las Tunas.- La conocí en una de las calles de esta ciudad, cuando arreciaba el sol en un intenso mediodía de sábado. Estaba cubierta por atuendos que apenas perfilaban su rostro; parecía bailar una danza con la escoba que sacaba brillo a la acera; de bajo tamaño, más a lo delgada y con una energía que traducía el sacrificio y la dedicación de aquella mujer.

Luego supe que su nombre era Nancy Rosa Escobar, cuando le pedí unos minutos de su contado tiempo para conversar; sentí mucha paz de haberla escogido al escuchar que cada una de sus palabras tenía un sello muy auténtico: la humildad, sencillez, ternura y sinceridad que caracterizan a su hermoso espíritu.

“Llevo 10 años barriendo calles, en Servicios Comunales. Yo trabajo la zona uno, toda la parte del Ferrocarril en la ciudad de Las Tunas, que son cinco cuadras. Comienzo a barrer a la 1:00 de la tarde y por las mañanas algunas veces, pero como estoy impuesta me siento contenta, bien relajada y trabajo con amor; converso con las personas y disfruto el trabajo.

“Cuando está el tiempo malo, como para llover, yo vengo y me pongo a barrer poco a poco y si llueve y escampa vengo y me pongo a barrer. En tiempo de frío me gusta barrer más.

¿Y la familia?

“Hago las cosas en la casa. Tengo dos muchachos estudiando; desde que eran chiquitos yo estoy trabajando y ya son jovencitos y están terminando los estudios. Me he sacrificado mucho para que ellos estudien y cojan una carrera bonita. El esposo mío también trabaja en Comunales y ya llevamos más de 20 años juntos.

“Yo estudié poco porque cuando cogí secundaria mi mamá se enfermó de cáncer y no pude seguir estudiando, no pude coger una carrera, pero a mí me gustaba de chiquitica cantar, la música, una cosa bonita que me gustaba. Ya tengo 46 años y a veces barriendo calles no me arreglo mucho, pero una tiene que ocuparse también de eso; tengo que arreglarme más”.

¿Y cuáles son las cosas que más te gustan hoy, Nancy?


Me gusta oír música y poner la casa bonita también, las amistades, conversar, llevarme bien con la gente y ver bien feliz a las personas.

¿Qué crees de tu trabajo?

“Aquí tienen un reglamento que hay que tener responsabilidad para el trabajo; barrer bien, llegar a la hora indicada… Uno se enamora del trabajo, pero hay que ponerle amor. Estoy enamorada de mi trabajo.

“Una tiene que cumplirle a la familia, cumplir en el trabajo y a las amistades, pero se siente contenta una; sí, yo me siento contenta aquí. Me siento contenta y orgullosa de Las Tunas; a veces pienso en cambiar y digo ¡ay no!, Las Tunas es linda, yo la hallo linda y no quisiera irme nunca de aquí.

“Este es un trabajo bueno, honesto, y se sienten las personas bien y honradamente se gana el dinero. Esto no es penoso, yo me siento contenta y feliz; soy una mujer realizada”.

Nancy Rosa Escobar es una barrendera de Las Tunas que atestigua con su ejemplo cotidiano la frase del Héroe Nacional de Cuba, José Martí, de que “todo lo que enaltece y honra implica sacrificio”. Ella es una de las tuneras que cada día conquista el pan de los suyos con mucha honradez y entrega.

Artículos relacionados

Renael González: soy el hombre, vengo de todos y voy a todos

Yami Montoya

Hacer por el bien colectivo, la gran dicha de Onelia  

Esnilda Romero Maña

Liván y Mily, extraordinaria pareja

Yenima Díaz Velázquez

Enviar Comentario


nueve − = 3