Por encima de todo, nuestro deber es enseñar

Domingo, 29 abril 2012, 11:59 | Haga un comentario

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

escuela_especial_zeniazenia_camejo_llanesZenia Camejo Llanes
zenia77@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas.- Durante más de siete años cientos de niños con necesidades auditivas y visuales entran optimistas a las aulas de la escuela especial Ramón Téllez, para sortear los escollos que la genética y la vida cotidiana ponen a su paso, y así aprender lo que muchas personas piensan que está vedado para ellos.

Esta institución educacional, ubicada en el reparto Primero de de esta ciudad, a 690 kilómetros al este de La Habana, recibe actualmente a 151 alumnos de cuatro hasta 17 años de edad, entre ellos sordos e hipoacúsicos, con baja visión, estrabismo, ambliopía, y ciegos.

Sin embargo, lo notable en la “Ramón Téllez” es cuánto esfuerzo hacen sus especialistas para atender las necesidades educativas de los pequeños, a pesar de la carencia de recursos materiales, efecto directo del bloqueo económico y financiero impuesto por Estados Unidos a Cuba durante mas de 50 años.


Por ejemplo, cuando se rompe una maquina Braile, imprescindible para ciegos, no pueden comprarse fácilmente las piezas, pues son de fabricación estadounidense, y las compañías que las producen no pueden vendérselas a Cuba. Entonces los docentes dan rienda suelta a su imaginación e inventiva, y logran recuperar algunas, opción que también es valida cuando falla el Coordinato, equipo utilizado para restaurar la visión binocular, y la ambliopía.

Igual sucede con el Sinoptóforo, muy útil en el tratamiento del estrabismo, el Localizador Lumínico, también empleado para rescatar la visión, y el sistema decafónico, para niños sordos, los tres de procedencia alemana, con implementos estadounidenses, por lo cual se ausentan de las escuelas cubanas que precisan de ellos para devolver a la sociedad niños independientes y con limitaciones corregidas.


Pero el colectivo se sobrepone para lograr la calidad de la enseñanza en la escuela, pues han acudido a disímiles alternativas, como ejercicios de fijación a través de la confección de rompecabezas, juegos de dominó con figuras geométricas, el ensarte de botones, y otras que contribuyen al mejoramiento de tales afecciones.

Fe de ello lo dan los alumnos Misleidis Prado y Orlando Villar, ambos con 15 años y necesidades visuales, quienes gracias al amor y la paciencia de sus maestros y especialistas, piensan ingresar en septiembre a la secundaria básica, como jóvenes independientes, aptos para la vida, y que han recibido en esta escuela no solo materias, sino elementos de convivencia y economía domestica, como cocinar, lavar, planchar, y coser, entre otras faenas.

Aunque sus limitaciones físicas son notables, el sistema de Enseñanza Especial en Cuba tiene diseñado para sus alumnos  planes de estudio integrales, por lo que reciben, al igual que otros niños de Primaria, Español, Matemática, Historia, Educación Física, Cívica, y conocimiento del medio, asignaturas que asumen 93 maestros, cuya premisa de cada día, es, que por encima de todo, su deber es enseñar.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Acerca de Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba
Educación , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


+ 4 = trece