Ruidos constantes, daños perennes

Martes, 24 abril 2012, 10:00 | Haga un comentario

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

yenima_diaz_velazquez_p

ruido

Lea más:

Día Mundial contra el ruido

Día Mundial de Concienciación sobre el Ruido.

Yenima Díaz Velázquez
yenimadv@enet.cu

Serios problemas de salud genera la contaminación sonora, un tema harto repetido y aún no resuelto en Cuba, país que se suma a la celebración este 24 de abril del  Día Mundial de Concienciación sobre el Ruido.

La primera vez fue el 24 de abril de 1996 en la ciudad estadounidense de Nueva York, durante una conferencia local organizada por la Liga de Personas con Problemas Auditivos. Desde entonces, la fecha responde a un programa internacional en el que participan varias naciones, con el fin de alertar a los ciudadanos de los peligros del ruido y las formas de reducirlo en el ambiente circundante.

Aunque este parece ser el cuento de nunca acabar, todo está escrito y solo falta hacer cumplir las disposiciones relativas a la protección de la salud y la calidad de vida respecto al exceso de sonidos y a otros factores ambientales adversos.

Esas normas están recogidas en la Ley 81 del Medio Ambiente y en el Decreto Ley 19, del 2000, de las contravenciones en materia del medio ambiente. En ambos documentos jurídicos se contempla el establecimiento de los niveles permisibles de sonidos y ruido, a fin de regular sus efectos y evitar daños en las personas.

Pero, las leyes siguen ahí, prácticamente sin aplicar. Casi nunca se cumplen y lo mismo se escucha una moto antigua a las 3:00 de la madrugada que el claxon de un camión al frente de un edificio, llamando al vecino de los altos.

Además de los medios de transporte, molestan extraordinariamente la cría de animales en las ciudades, los pregoneros, carpinteros y mecánicos y los vecinos desconsiderados que escuchan su música favorita a cualquier hora del día a decibeles inaudibles por el oído humano.

Los estándares internacionales de sonido se clasifican en dependencia de la actividad que genera el ruido, y cuando se pasa de 50 decibeles se considera un ambiente ruidoso, que es lo que está ocurriendo en Cuba en los últimos años, cuando ha habido un incremento de la contaminación sonora.

Así, podemos afirmar que vivimos en medio de un escándalo que nos obliga a hablar en voz alta para que nos escuchen hasta en las viviendas, lugares estos que deberían ser un refugio a tanta hiperdecibelia en nuestros alrededores.

En algunas ocasiones, muchas más que las que dicta la prudencia, se torna casi imposible concentrarse en diferentes actividades tan sencillas como conversar, leer un buen libro o ver televisión.

Y los ruidos constantes son daños perennes. La irritabilidad es una de las consecuencias del exceso de sonidos, una contaminación que no se acumula en el organismo humano ni se mantiene en el tiempo como otras; pero, puede causar daños significativos en la salud auditiva, física y mental tanto de niños y ancianos como de adultos en general.

La exposición frecuente a altos ruidos provoca insomnio y dificultad para conciliar el sueño; También ocasionan estrés, depresión, ansiedad, histeria y otras dificultades, con mucha repercusión en la salud integral de las personas.

En fin, en materia de control de ruido, la contaminación invisible, mucho se ha escrito. Solo falta la acción de todos para cumplir lo legislado y, en las noches, favorecer el descanso digno y bien merecido de los trabajadores y estudiantes, que cada día aportan su esfuerzo para hacer de esta una sociedad mejor.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Acerca de Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba
Opinión , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


× nueve = 36