Los aborígenes de Las Tunas traídos a nuestros días

Jueves, 19 abril 2012, 13:20 | Haga un comentario

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Hacha_petaloide

En audio:
{mp3remote}http://www.ivoox.com/dia-del-aborigen_md_1176154_1.mp3{/mp3remote}

yenima_diaz_velazquez_pYenima Díaz Velázquez
yenimadv@enet.cu

 

Diversos historiadores estiman que en octubre de 1492, antes de la llegada de los conquistadores españoles a Cuba, en estas tierras vivían unos 300 mil indios, fuertes, amistosos y seguros pues la flora era variada, con abundantes alimentos naturales, y las cuevas les amparaban de fenómenos meteorológicos severos.

Los colonizadores trajeron consigo diversas enfermedades que hicieron mella en la población aborigen y, con sus armas de fuego, aniquilaron a los que se oponían a la conquista; en fin, en pocos años fueron exterminados en su gran mayoría.

Al cabo de casi 520 años, de ellos, solo quedan evidencias, encontradas por arqueólogos y espeleólogos, las cuales hoy enriquecen las colecciones sobre las comunidades primitivas.

Vasija_de_barroEn el Museo Mayor General Vicente García González, de la provincia de Las Tunas, a 690 kilómetros al este de La Habana, se atesoran más de 400 piezas encontradas en diferentes sitios de la geografía tunera, correspondientes a la etapa precolombina.

Maricela Vázquez Rodríguez, especialista de la institución precisa que “en la primera sala de Historia hay un espacio dedicado a la cultura aborigen. Se representan, a través de referentes arqueológicos, todo lo que tiene que ver con la vida de estos primeros habitantes de nuestro territorio, como instrumentos de trabajo, restos de dieta y otros artefactos utilitarios; entre ellos vasijas”.

“Nosotros los clasificamos como cazadores-recolectores-pescadores, protoagricultores y agricultores. Podemos decir que es muy útil la clasificación a la hora de mantener nuestro recurso didáctico como enseñanza para los miles de niños que cada curso escolar visitan la institución para nutrirse de estos conocimientos, con todas estas evidencias arqueológicas”.

Precisamente, una parte significativa de las colecciones arqueológicas que se exhiben en el museo provincial se nutren con las donaciones del periodista Enrique José Villegas Arias, quien ha hecho de la arqueología otra razón para su vida.

“La riqueza arqueológica de la provincia de Las Tunas es muy amplia, lo que ocurre es que está todavía inexplorada. Es una lástima; pero, se están perdiendo esos sitios arqueológicos”.

Con la pasión de quien ama esa actividad, cuenta que “un grupo de compañeros tratamos de rescatar, o al menos señalizar los posibles sitios que llegaron hasta nosotros, por referencia popular. En el norte, exactamente en Maniabón, en Puerto Padre, fue un impacto muy grande encontrar el prototipo de una aldea aborigen”.

“Tenía el batey y alrededor del centro, se pueden ver los restos arqueológicos que los aborígenes iban botando fuera de sus viviendas. En la zona también encontramos muchas evidencias en La Pedrera, hay un trabajo muy bello en la decoración de conchas…”

“Y al sur, para Jobabo, hemos estudiado la parte de la Callecita de los Indios, un posible pueblo palafítico que, con la acción del tiempo, se ha dañado; pero, aún se conserva esa franja de arena costera blanca, dentro de un humedal como es la ciénaga de Biramas”.

Desde el año 1980, en la provincia de Las Tunas se estudian las comunidades aborígenes, por los grupos de aficionados a esa actividad. Entre ellos está la investigadora Juana María Cardoza Rafael quien explicó que en el territorio se han registrado 63 sitios arqueológicos.

“Por ejemplo, en la cueva San Martín de Vialla, en Colombia, han aparecido unas 400 piezas de las comunidades de cazadores-recolectores-pescadores, como conchas y restos de dietas o alimenticios, pertenecientes a jutías y jicoteas. También han aparecido restos de vasijas, en conchas de caracoles y algunas piezas de piedra”.

A más de medio milenio de la llegada a Cuba de los colonizadores españoles, hoy en Las Tunas se recuerda a nuestros antepasados, a propósito de la celebración del Día del Aborigen americano, un momento especial para que ellos sigan viviendo en nosotros.

La conmemoración ocurre cada 19 de abril, según el acuerdo del Primer Congreso Indigenista Interamericano, realizado ese mismo día en 1940, en Pátzcuaro, estado de Michoacán, México.

La convocatoria al congreso la realizó Lázaro Cárdenas durante su mandato como presidente del país azteca, para analizar la situación de los indígenas y encontrar puntos en común que permitieran proteger su legado.  

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Acerca de Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba
Cultura . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


6 × cinco =