Las Tunas

Camilitos de Las Tunas: la mira en el porvenir

muchachas_camilitos

en_el_aula

esther_de_la_cruzEsther De la Cruz Castillejo
estherc@enet.cu

Las Tunas-. La escuela militar Camilo Cienfuegos de la provincia de Las Tunas es un sitio apacible, de ruidos escasos, pasillos pulcrísimos en los que todo parece puesto en el lugar exacto, con bancos acomodados siempre a la sombra, arbustos muy verdes y murales por doquier, explicando algunos de una regla ortográfica y otros de cortesía o normas internas de vida con igual nivel de jerarquía. Es un lugar en el que la disciplina y la organización saltan a la vista tanto como la energía y la felicidad de sus estudiantes.

Hasta allá llegamos los de Tiempo21 y se abrieron para nosotros las puertas de la institución y a la par sus laboratorios, aulas, dormitorios, esquinas, trofeos, sueños y cuánto pudieron darnos sus alumnos para explicar lo mucho que agradecen a este centro que los hace bachilleres y a la vez los prepara como futuros cadetes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) en cualquiera de las distintas escuelas que para ese fin existen en Cuba.

Con ellos recordé que “defender a la Patria con las armas en la mano si es preciso” es más que una idea sólida o una convicción de pueblo, y es que allí están los que se preparan desde muy jovencitos convencidos de que es posible y dispuestos a hacerlo porque para eso se forman todos los días teniendo como máxima un concepto amplio y necesario: integralidad.

Y buscando ser eso, jóvenes integrales, mantienen una participación constante en actividades culturales, recreativas y deportivas, sin olvidar lo que está en primer lugar, el estudio; lo más impo rtante de todo lo que los convertirá en buenos oficiales, doctores, abogados y cualquier cosa que se propongan ser; preñándose, a fuerza de entrega, de los valores del Hombre nuevo que quieren ver nacer desde sí mismos.

En el intercambio conocimos a parte de su claustro de profesores, más del 80 por ciento de los cuales ostentan la categoría científica de Master, quienes nos aseguraron que practican algo que definen como la “pedagogía del esfuerzo”, porque están todo el tiempo en función de los estudiantes con un seguimiento hasta el detalle de los problemas que detectan, por eso no sorprenden tanto con sus investigaciones profundas y el ciento por ciento de promoción que ya conquistan con los muchachos que cursan el duodécimo grado.

Encontramos a estudiantes que salieron de esas aulas, se hicieron universitarios y ahora regresan a compartir conocimientos y a agradecer con trabajo la entrega de la institución, también a profesores que nos aseguraron el temor de los primeros tiempos, cuando la escuela abría sus puertas en Las Tunas y todos tenían el susto del que cambia la cartilla de siempre por esta, cartilla igual, pero con alumnos vestidos de verde, aprendiendo con ellos de “cortesía militar” y “estrategia”; solo que ahora lo cuentan con una sonrisa, la mejor prueba del éxito.

Es un sitio apacible, ya les dije, pero no se equivoque nadie; es espacio de aprendizaje y creación de jóvenes de su tiempo, entusiastas y profundos que se alistan para hacer por Cuba lo preciso en el camino de la vida; sin miedo, sin medias tintas, con la sonrisa amplia y convicción les llega de la estirpe, dispersa por la Isla toda, de Camilo Cienfuegos.

Artículos relacionados

Realizan inversiones en granjas avícolas de Las Tunas

Julián Velázquez

Valora Viceministro de Comercio Exterior posibilidades de incrementar exportaciones en Las Tunas

Raúl Estrada Zamora

Reinauguran oficina comercial de Etecsa con nuevos servicios en Majibacoa

Yeisnel Vázquez

Enviar Comentario


2 + = diez