Las Tunas

Penumbra en los campos de Las Tunas

{besps}Campos_Quemados{/besps}

darletis_leyvaDarletis Leyva González
darletislg@rvictoria.icrt.cu


Las Tunas.- La oriental provincia de
Las Tunas es una de las cenicientas de la sequía, azotada tradicionalmente por intensos períodos secos del año hidrológico, donde el recurso agua ha sido muy escaso y demandado.

En los años 2004 y 2005 la provincia vivió una aguda y prolongada sequía que obligó a abastecer a la población mediante las pipas de agua; era todo un acontecimiento la llegada del carro a los barrios donde cada quien salía a la calle con todos los utensilios posibles para poder almacenar el líquido.

Fueron días muy grises para los tuneros que, según sus posibilidades, crearon reservorios de agua para acumularla.

El 2009 le siguió los pasos a los calendarios mencionados y se convirtió en el año más seco desde 1901. En Las Tunas al cierre de ese año solo habían precipitado 78 milímetros, situación que puso muy tensos a los residentes aquí. Sin embargo, el período húmedo del 2010 se impuso como lluvioso y los tuneros dimos un suspiro de alivio.

Al calendario siguiente, el 2011, las fuentes de reserva de agua en Las Tunas mejoraron su estado, por lo que la provincia dispone hasta la fecha del recurso necesario para brindar el servicio sin interrupciones.

Hoy el territorio, llamado el Balcón del Oriente Cubano, sufre, a cinco meses de iniciar el período seco del año hidrológico, los efectos del fenómeno climático; el paisaje que describen las imágenes es prueba fidedigna de las incidencias de la sequía.

La provincia acumula en lo que va de año 30,2 milímetros, los que equivalen a un 18 por ciento del promedio histórico para la etapa y a un tres de la media anual, que es mil 38, la más baja de Cuba.

La capacidad de agua almacenada en la provincia está ahora a un 61 por ciento y de las ocho fuentes de abasto a la población solo una, Cayojo, que distribuye al municipio de Las Tunas, cabecera del territorio, tiene el acumulado menor, 58 por ciento.

Ante este panorama que cada día se recrudece por la ausencia de la lluvia y con las probabilidades de la llegada tardía del período húmedo del año, que debe iniciar en mayo, en esta tierra atacada por la sequía es indispensable la optimización del recurso agua.

Artículos relacionados

Valora Viceministro de Comercio Exterior en Las Tunas posibilidades de incrementar exportaciones

Raúl Estrada Zamora

Reinauguran oficina comercial de Etecsa con nuevos servicios en Majibacoa

Yeisnel Vázquez

La CPA Calixto Sarduy, por encima de cualquier limitante

Adialim López Morales

Enviar Comentario


seis − = 2