Sala Polivalente de Las Tunas, la grandeza de su tamaño e historia

Sábado, 7 abril 2012, 12:49 | Haga un comentario

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sala_Polivalente

yenima_diaz_velazquez_pYenima Díaz Velázquez

yenimadv@enet.cu

Inmensa y misteriosa en su estructura es la sala polivalente Leonardo Mc Kenzie Grant, sede de importantes eventos deportivos y artísticos, y parte del desarrollo social de la provincia de Las Tunas, a 690 kilómetros al este de La Habana.

Inaugurada el 25 de junio de 1988, desde entonces, la instalación embellece la geografía de la ciudad cabecera y, al cabo de un cuarto de siglo, se mantiene en su grandeza y majestuosidad como una de las siete maravillas de la ingeniería tunera en el siglo 20.

Esa institución honra con su nombre a un esgrimista también grande, Leonardo Mc Kenzie, quien vivió aquí y, lamentablemente, murió en las aguas de Barbados, cuando un cobarde sabotaje organizado por Luis Posada Carriles hizo explotar una nave de Cubana de Aviación, que lo traía de vuelta a la Patria con el cuello cargado de medallas.

Ubicada en la intersección de las avenidas Dos de diciembre y 30 de noviembre, la obra constituyó un estudio de factibilidad pues fue la más grande y única de su tipo en el país. Después se hicieron las de La Habana, Sancti Spíritus y Santiago de Cuba; pero, ésta sirvió de patrón para las demás.

Comenzó a construirse en el año 1982, en un proceso que duró cinco años. Para ese entonces, en los alrededores solo había malezas, aunque en las cercanías estaba el seminternado Toma de Las Tunas y un moderno hospital, el Ernesto Guevara, que trajo esperanzas para la región.

De su edificación sobresalió el izaje, con gatos hidráulicos, de la estereocelosía que conforma el techado, de seis mil 253 metros cuadrados. Esa estructura pesa 814 toneladas y descansa sobre 52 columnas a una altura de 14 metros.

La sala polivalente tiene capacidad para tres mil 500 espectadores y hasta cinco mil cuando hay mucha demanda por parte del público, en dependencia del evento que se realice en ella.

También posee un área de entrenamiento con tabloncillo y cuadrilátero, vestíbulo, cafetería, salones de prensa y de reuniones, oficinas y un parque en la parte delantera en el que, al atardecer, muchas parejas alimentan su amor y sus sueños, cerca de una escultura del artista tunero Rafael Ferrero, la cual representa a una gimnasta.

El costo de su construcción civil fue de tres millones 494 mil 300 pesos, los que se revierten en el hecho de que ha sido sede de importantes eventos deportivos y culturales, entre los que sobresalen el Torneo Giraldo Córdova Cardín de 1988 y las presentaciones del Circo Nacional de Cuba.

Para los tuneros, la institución es muy significativa; se le quiere y se le admira; y se sufrió por ella cuando el huracán Ike dañó una parte de su cubierta.

Después de 25 años se mantiene para aumentar la grandeza de su tamaño e historia.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Acerca de Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba
Deportes. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


dos + 6 =