Generosidad con asiento

Sábado, 31 marzo 2012, 01:59 | Haga un comentario

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

omnibusliliana_gomez_ramosLiliana Gómez Ramos
lia@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas.- Limón, limonero, las niñas primero, ceder el asiento, quitarse el sombrero… recoge una ronda infantil que memorizan los infantes desde pequeños. Lamentablemente en muchos casos la teoría no se lleva a la práctica o se olvida en el camino a la adultez.

Todos los días miles de transeúntes viajan en transportes públicos y a pesar de que algunas personas necesitan la colaboración de otros viajeros, estos hacen caso omiso y niegan esta norma de cortesía.

Brindar el asiento es cada vez menos común y en varias oportunidades se ve a hombres que ocupan un puesto en los transportes urbanos mientras viran la cara o se hacen los dormidos ante la presencia de una mujer embarazada, un señor de la tercera edad, una persona con un niño pequeño en brazos u otras con dificultades en la movilidad.

En contraposición, otros seres humanos demuestran su sensibilidad y le prestan colaboración a los que más lo necesitan haciendo gala de la educación formal recibida a lo largo de la vida.

Tal parece que este gesto de cortesía se ha ido perdiendo poco a poco, y no es típico solo en Cuba, en países como Argentina y México se hace referencia a la necesidad de rescatar esta muestra de respeto a otros.

Según la historia, en la antigüedad cuando se cedía el puesto, se obligaba, en cierta medida, a aceptar ese ofrecimiento, porque las normas de cortesía impedían que la persona que cedía el sitio se volviera a sentar, aunque se lo rechazaran.

Lo cierto es que lejos de ser cortés o no, ofrecer el asiento ante alguien que lo demanda es ayudar a una persona que lo necesita y además es una muestra de humanismo y generosidad.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Acerca de Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba
Opinión , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


× cuatro = 16