Las Tunas

Cortarle el cabello a tu hijo: ¿Misión Imposible?

peluqieria_infantil

 

peluqieria_infantil_2

elena_lisbet_diego_parraElena Diego Parra
elena@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas.- “Para pelar a tu hijo lo primero que tienes que hacer es con tremenda paciencia convencerlo y hacerle cuánta murumaca se te ocurra, para que se siente delante de ti y no mueva la cabeza. Al mío yo le hago mil historias y él me cuenta las suyas y mira cuánta cosa pasa por el patio y así va pasando el tiempo y lo voy pelando.”

Ese es el secreto de Yusdel para poder cortarle el pelo a su hijo Jorgito, un niño tunero que quienes lo conocen saben de su inteligencia y tremenda astucia. Pero su historia no es única, por el contrario, se repite en muchos hogares.

Cortarle el cabello a un niño posiblemente clasifique como una de las tareas más difíciles para un papá. Si ven una tijera gritan, si escuchan el sonido de una máquina abren los ojos de manera exorbitante y nunca, nunca se quedan quietos por más de cinco segundos.


En la provincia de Las Tunas, un remedio eficaz para resolver estas cuestiones ha sido la peluquería-barbería infantil Ismaelillo, una céntrica instalación en esta ciudad, capital de la provincia de igual nombre, dónde un pequeño y paciente colectivo asume el brillante reto de tratar con niños de diversas edades.

Este establecimiento cuyo nombre rinde homenaje al pseudónimo que el Héroe Nacional de Cuba, José Martí diera a su hijo, “tiene un excelente confort, con una sala de espera con juguetes para niños de todas las edades, para que se diviertan mientras esperan su turno,” explica Enma Labrada Meriño, especialista de la instalación.

“Se realizan todo tipo de cortes tanto para las niñas como para los niños, siempre teniendo en cuenta durante la etapa escolar, que sean acordes con el reglamento”, agrega.


Comenta además que “tienen prestaciones especiales para las quinceañeras que incluyen cortes, tintes y decoloraciones, así como servicios de peinado y facial.”

Ismaelillo ya tiene tres años de experiencia a su favor y cuando un niño “se pode difícil”, como decimos los cubanos, la solución puede llegar desde la ludoteca, el salón de juegos o su bien nutrida biblioteca.

El trabajo que se realiza en este local, dulcemente decorado con imágenes de la literatura infantil, va más allá de un peinado bonito o un corte de cabello. Allí se promueven la higiene y el buen gusto. En su interior nuestros niños pueden encontrar un sano entretenimiento.

Foto 1: La peluquería-barbería infantil Ismaelillo tiene un confortable local, decorado con imágenes de la literatura infantil.

Foto 2: A pesar de los esfuerzos de Yusdel, la mamá de Jorgito tuvo que llevarlo a Ismaelillo para cortarle el cabello.

Artículos relacionados

Correos de Cuba en Las Tunas por comunicar mejor sus productos y servicios

Danielle Laurencio Gómez.

Cumple el central Majibacoa plan de azúcar para la zafra chica

Yeisnel Vázquez

Central Colombia a punto de estar listo para la zafra

Yanet Lago Lemus

Enviar Comentario


× dos = 18