Las Tunas

Reanima el entorno recuperación de palmas autóctonas

maira_castro_loraguano_dulceMaira Castro Lora
maira@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas.- Con la siembra de posturas en viveros para ampliar el área del cultivo, en la localidad de San Joaquín se extiende el proyecto “Conservación y manejo de la diversidad de palmas autóctonas, recurso tradicional de la comunidad de Ojo de Agua, municipio de Majibacoa, provincia de Las Tunas”.

La cooperativa campesina Octaviano Vázquez Reyna contribuye al fomento de la palma Copernicia baileyana, conocida como guano dulce, y Copernicia giga, la  palmeta, que se encuentra amenazada de extinción con la categoría de vulnerable, debido a su reducción por el incremento del cultivo del arroz.

Yusleidis Garcés Osoria, la presidenta, informó de la recuperación de alrededor de dos mil plantas cada año en el lustro reciente, mediante el logro de supervivencia durante el difícil proceso de trasplante, por ser de una raíz muy larga, que no puede lastimarse porque muere.

Esta labor favorece el aprovechamiento sostenible del recurso, pues las palmas tienen dentro de los múltiples usos los de techar viviendas e instalaciones sociales, construir paredes con sus troncos, producir fibras para tejer sombreros, jabas, cestas, y confeccionar sogas, escobas, cepillos y otros útiles del hogar.


Beneficio económico y social reporta la creación en la localidad de San Joaquín de un taller de ocho trabajadoras, y 16 contratadas a domicilio, que elaboran entre 20 y 25 tipos de objetos artesanales destinados al Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC) y otras vías de comercialización.

El guano dulce y la palmeta son endémicas del sector central de Cuba, consideradas entre las especies de mayor tamaño dentro del género, y desempeñan un papel ecológico de gran importancia en los suelos pobres y salinos, además de servir de alimento y refugio a diversas especies de la fauna, como los pájaros carpinteros, cateyes y tocororos.

La Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) en la provincia, el jardín botánico de Las Tunas, y el Servicio estatal forestal de Majibacoa apoyaron el proyecto que ahora se extiende, y en los dos años de ejecución lo financió el Programa de pequeñas donaciones del Fondo para el medio ambiente mundial, del Programa para el Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD)

Artículos relacionados

Más prevención ante los accidentes de tránsito en Las Tunas

Yaimara Cruz García

Realizan inversiones en granjas avícolas de Las Tunas

Julián Velázquez

Valora Viceministro de Comercio Exterior posibilidades de incrementar exportaciones en Las Tunas

Raúl Estrada Zamora

Enviar Comentario


cinco + = 10