Las Tunas, Cuba. Sábado 23 de Septiembre de 2017
Home > Especiales > Lecturas > Un cura tunero y Juan Pablo II

Un cura tunero y Juan Pablo II

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
marrero_papa

juan-quienes-somosJuan Morales Agüero
morales@enet.cu

Un sacerdote ya desaparecido, Juan Armando Marrero Barroso, tiene el honor de haber sido el primer tunero que se tomó una fotografía junto al finado Papa Juan Pablo II, cuyo nombre era Karol Wojtyla, nacido en Wadowice, pequeña ciudad situada a 50 kilómetros de Cracovia, Polonia, el 18 de mayo de 1920.

Ocurrió en 1983, cuando el padre Marrero, natural del municipio de Manatí, estudiaba Teología en Ciudad del Vaticano, sede de la Iglesia Católica Apostólica Romana Mundial y el país independiente más pequeño del planeta.

En la foto que acompaña este texto se aprecia al Sumo Pontífice dialogando con Marrero en presencia de dos sacerdotes de la Santa Sede. Fue tomada durante una audiencia que el líder religioso le concedió a nuestro coterráneo al culminar este su programa docente en una universidad católica romana. La instantánea es guardada como una reliquia por la familia del extinto religioso, pues se trata de un documento gráfico de singular valor sentimental.

-Cuando regresó a Manatí, le pregunté cómo se había sentido en aquel memorable instante frente al Papa, estrechando su mano y escuchando su voz –rememora su hermana Adela Marrero Barroso, quien reside en aún en el norteño municipio.-. Me respondió más o menos en estos términos: 

“Es imposible ser coherente en el momento de estar frente a una personalidad de semejante talla. Fue aquel un instante que guardo en mi recuerdo como algo irrepetible en mi carrera eclesiástica”.

El padre Marrero Barroso –Armandito, como le decían sus parientes – fue muy querido en su Manatí natal. Y no solamente por los feligreses, sino también por el pueblo en general, en virtud de sus proverbiales cualidades humanas.

Descolló también por sus dotes vocales, que lo llevaron a cantar no solo desde el púlpito, sino también a formar dúos y hasta grabar números con artistas cubanas tan notables como Esther Borjas, Rosita Fornés y Lucy Poveda.

El cura manatiense falleció el 20 de junio de 2003, a los 66 años de edad, por un infarto cardíaco, luego de ejercer su ministerio religioso durante 31 almanaques en parroquias de Guantánamo, Puerto Padre y Holguín. Sus restos mortales yacen sepultados en el cementerio de su terruño.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


4 − = tres