Gente

Con nuevo reto una joven de Las Tunas

maira_castro_loraLa satisface enseñarMaira Castro Lora
maira@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas.- En manos femeninas está la dirección del Joven club de computación y electrónica “Tunas seis”, en esta ciudad capital de la provincia de igual nombre, 690 kilómetros al este de La Habana, para agrado de los usuarios por la relación de empatía existente.

Con menos de 30 años de edad, Bárbara Rondón Dorado ocupa esta responsabilidad, en la cual demuestra disposición luego de su anterior desempeño como instructora, en la docencia, el principal aspecto dentro del objeto social del centro.

Ahora la diferencia la marcan tareas de mayor complejidad por el dinamismo del proceso administrativo, pero no el tiempo de permanencia en la instalación, a la que habitualmente ha dedicado horarios de trabajo extendidos, atendiendo a solicitudes de quienes se acercan en busca de ayuda, y la encuentran presta a socializar sus conocimientos.

Cariñosamente suelen llamar con el diminutivo de Barbarita a quien contribuye a facilitar desde la comunidad el aprendizaje de la computación, a partir de cursos básicos y avanzados, mediante convocatorias abiertas y convenios con escuelas y otros centros del entorno más próximo.

Aunque una decepción la alejó de las artes plásticas, esto nunca frustró sus aspiraciones de superarse; tanto que dio un vuelco a su orientación profesional hacia el mundo de la informática, que considera muy amplio, bonito e importante.

Cuando habla de su desempeño siente gran satisfacción “porque es lindo cuando tú gradúas personas que vienen con interés de aprender y tú tienes como instructora la posibilidad de enseñarles lo que ellos no saben”;  entre estos menciona a niños, personas de la tercera edad y otros interesados de diferentes edades.

A los infantes se ofrecen además juegos interactivos y filmes infantiles, sobre todo los fines de semana; pero también se brindan otros servicios como los del geroclub y la posibilidad de efectuar actividades de abuelos.

Bárbara insiste en cuánto disfruta la docencia, al trabajar directamente con los usuarios, impartirles clases, y verlos aplicar los conocimientos; sin embargo, en las funciones de directora, a pesar de ser más complicadas le gusta ver trabajar al colectivo y cómo se encamina hacia la misión y visión del centro.

Artículos relacionados

Ricardo Salgado Arias, un universo desde el dibujo

Yanetsy Palomares Pérez

Lisney y el idioma de los animales

Claudia Pérez Navarro

Panchón y su manía de construir

Edelmis Cruz Rodríguez

Enviar Comentario


cuatro × = 20