Las Tunas, Cuba. Martes 17 de Octubre de 2017
Home > Especiales > Historia > Vicente Antonio de Castro, el médico que no murió con el siglo

Vicente Antonio de Castro, el médico que no murió con el siglo

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

vicente_antoniomaura_pena_machadoMaura Peña Machado
taura@rvictoria.icrt.cu

De la historia de la medicina en Cuba y sus destacados galenos se ha escrito mucho a través de todos los tiempos, y con letras doradas se recoge el nombre de Vicente Antonio de Castro Bermúdez, cirujano, profesor de Medicina y precursor de la clínica médica, la anatomía patológica y otras especialidades; pionero en Cuba de la anestesiología, nació en Sancti Spíritus el 24 de marzo de 1809.

En su época, fue catalogado como un joven médico con inteligencia poco común, y una cultura enciclopédica. Dos títulos universitarios avalan su amplio dominio de la física, la química, la filosofía y las matemáticas; hablaba y escribía con perfección el latín, el inglés y el francés, por lo que poco a poco se le comenzó a catalogar como uno de los más brillantes médicos cubanos.

En 1842, el Doctor puso en circulación una revista médica titulada “Boletín Científico”, la segunda editada en Cuba, con la cual perseguía fomentar y popularizar los conocimientos teóricos y prácticos sobre la medicina y las ciencias naturales.

Hábil cirujano, practicó algunas operaciones de gran importancia en su época, como la talla hipogástrica, la corrección quirúrgica del estrabismo y la ligadura de arterias, entre otras. Pero, donde más brilló su talento como docente y brindó sus servicios más importantes a la enseñanza de la medicina fue en la Cátedra de Clínica Médica.

Vicente Antonio de Castro, el 11 de marzo de 1847 se convirtió en una gloria de la medicina latinoamericana, al usar la anestesia en una operación, haciendo uso del gran descubrimiento del dentista Williams Thomas y alcanzando el honor de ser el primero en Cuba y en Latinoamérica. Además de enseñar la práctica de la Auscultación y la Percusión como medio de diagnóstico así como la anatomía patológica.

Murió de Castro en La Habana a la edad de 60 años, el 12 de mayo de 1869, reconocido como uno de los médicos que más contribuyó al adelanto de la medicina en Cuba, profesor sagaz y observador de la revolución de la medicina en la isla.

Padre de la anestesiología, demostró la importancia de la anatomía patológica, y fundó las bases de la clínica médica.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


seis + 5 =