Las Tunas, Cuba. Jueves 14 de Diciembre de 2017
Home > Las Tunas > Prometedoras perspectivas para el cultivo de la soya en Las Tunas

Prometedoras perspectivas para el cultivo de la soya en Las Tunas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Manatí, Las Tunas.- Decenas de campesinos asistieron aquí a una feria experimental sobre el cultivo de la soja o soya, y a juzgar por sus resultados y los de similares eventos, en los ocho municipios de la provincia de Las Tunas existen grandes perspectivas para la producción de esa leguminosa.

La experiencia se llevó a cabo en la finca Los Pinos, a la entrada de esta localidad, situada a 40 kilómetros al norte de la capital tunera y a unos 730 al este de La Habana, y en ella fueron evaluadas 14 variedades del grano.

Ricardo Martínez, propietario del establecimiento agrícola, explicó a Tiempo21 que aunque anteriormente había hecho algunas pruebas por su cuenta, nunca obtuvo resultados similares a los de ahora, gracias al asesoramiento que le brindaron los especialistas del Proyecto de Innovación Agropecuaria Local (PIAL), auspiciado por la Universidad Vladimir Ilich Lenin, de Las Tunas, y financiado por organizaciones no gubernamentales (ONG) extranjeras.

El finquero explicó que el experimento duró poco más de 100 días, durante los cuales no llovió y la plantación solo fue irrigada en dos ocasiones, pero a pesar de ello se aprecia un buen rendimiento en todas las variedades.

Eso demuestra que se trata de un cultivo apropiado para las condiciones ambientales de esta oriental provincia, considerada la más seca de Cuba y castigada casi todo el año por muy altas temperaturas.

Para poder hacer una comparación verdaderamente objetiva, la prueba incluyó la siembra de frijoles, simultáneamente con la soya, en la misma parcela y bajo igual tratamiento.

Al respecto, Ricardo explicó:

–El frijol no nos dio ni cinco libras (2,3 kilogramos), a pesar de que sembramos mucha más semilla que en el caso de la soya, que como puede verse, ha rendido bastante.

Según dijo a Tiempo21 la Doctora en Ciencias Agrícolas Raquel Ruz Reyes, profesora de la Universidad Vladimir Ilich Lenin y coordinadora del PIAL, la experiencia se llevó a cabo en condiciones de extrema sequía, pues hace 120 días que en Manatí no llueve.

–No obstante, la plantación tiene un magnífico rendimiento –aseguró la experta-. Según cálculos, hay variedades con más de tonelada y media por hectárea, los granos son de adecuado tamaño, muestran una excelente apariencia y como semillas van a ser muy buenos.

Visiblemente satisfecha, la doctora Ruz comentó:

–Si en dichas condiciones estas variedades dieron esos resultados, imagínese cuando se aplique una buena fertilización y se haga un correcto manejo del riego.

Como en anteriores ferias de este tipo, organizadas en otros municipios tuneros, los campesinos y demás agricultores que participaron en esta última pudieron seleccionar libremente las variedades de su preferencia, con el fin de que el PIAL les suministre las semillas para iniciar las siembras en sus respectivas fincas.

Respecto a los beneficios que pueden aportar el incremento y la diversificación del cultivo de la soya, la doctora Ruz explicó que esta legumbre tiene importancia mundial, tanto para el consumo humano como para alimentar a los animales.

–Los granos de esta planta tienen hasta un 50 por ciento de proteína, en dependencia de la variedad, el nivel no alcanzado por ningún otro producto de la flora o la fauna en estado natural,  también contienen hasta un 22 por ciento de grasa, además de aminoácidos esenciales, muy beneficios para la salud de las personas y todo tipo de ganado.

Como si fuera poco –explicó la doctora Ruz–, se trata de un cultivo altamente beneficioso para el suelo, pues después de su cosecha no es necesario preparar el terreno, y posee un sistema radical capaz de desarrollar bacterias que pueden fijar en la tierra hasta 300 kilogramos de nitrógeno por hectárea, si existen apropiadas condiciones de humedad y aireación.

Para Cuba sería sumamente ventajosa la producción local de soya, cuya importación le cuesta desde 460 dólares por tonelada (harina) hasta cerca de mil 300 (aceite), entre otras razones por los altos precios de ese alimento en el mercado mundial y el prolongado y genocida bloqueo de Estados Unidos contra el pueblo cubano.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Raúl Estrada Zamora

Periodista. Graduado de la Universidad de Oriente. Ha trabajado en todos los medios y fue director de la revista Transporte, de La Habana. Se inició en el diario 26 y trabajó como Jefe de Información en la Televisión. Fue editor de Tiempo21. Como reportero atiende los temas del programa alimentario y la agricultura, entre otros. Miembro de la Unión de Periodistas de Cuba. @Raulezdecuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


7 × dos =