Las Tunas, Cuba. Domingo 19 de Noviembre de 2017
Home > Especiales > Historia > Un tunero indoblegable

Un tunero indoblegable

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Orlando Canals Santos Maura Peña Machado
taura@rvictoria.icrt.cu

Por coincidencia histórica el mártir tunero Orlando Canals Santos nació y murió en el mes de marzo: en el lugar conocido por Sitio Piedra, en Becerra.

Al matrimonio formado por Rafael y María le nacía el 21 de marzo de 1930 el hijo que nombraron Orlando a quien llevaron junto al resto de la familia a vivir al poblado de Manatí.

El pequeño Orlandito asistió a la escuela hasta el quinto grado, que se vio obligado a dejar por necesidades económicas. A partir de ese momento su futuro sería incierto como el de cualquier niño de aquella época.

En la zafra de 1957 trabajó por primera vez como jornalero suplente en el central “Argelia Libre”, ubicado en el poblado de Manatí, y luego logró plaza fija en los cristalizadores y manipuladores de azúcar.

Orlando Canals Santos de carácter decidido e indoblegable. Se incorporó al Movimiento 26 de julio en febrero de 1957. Participó en numerosos sabotajes y fue compañero de lucha de los también mártires Orlando Venegas, Victuro Acosta y Carlos Sosa Ballester.

Su primer choque con el régimen de oprobio fue en 1953, cuando lo sorprendieron incendiando una alcantarilla en el ferrocarril Manatí-Las Tunas en apoyo a la huelga decretada ese año en su localidad. Lo golpearon y lo condujeron hasta la ciudad de Holguín donde pasó 23 días preso, hasta que pagó una multa para ser dejado en libertad.

De regreso a su pueblo Orlando Canals continuó en las acciones revolucionarias, a pesar de ya estar fichado y advertido por los sicarios del régimen. Participó activamente en la organización y desarrollo de las células del Movimiento 26 de julio en Manatí y por su responsabilidad como Jefe de las actividades de Acción y Sabotaje no le fue posible incorporarse a la guerrilla en la Sierra Maestra.

Luego de una importante reunión, Orlando iba de regreso a su casa y fue interceptado por la guardia, sostuvieron un fuerte enfrentamiento, y cayó asesinado a balazos en la calle que hoy lleva el nombre de Ramón Rueda en el poblado de Manatí.

Desde el 20 de marzo de 1958 Orlando Canals Santos pasó a la historia de los mártires tuneros, uno de esos jóvenes que no vio el triunfo, pero que con responsabilidad y orgullo ofrendó su vida para ver a su patria libre.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


2 × = dieciséis