Las Tunas, Cuba. Martes 21 de Noviembre de 2017
Home > Opinión > José Antonio Echeverría, ejemplo de cómo debe ser un cuadro de la Revolución

José Antonio Echeverría, ejemplo de cómo debe ser un cuadro de la Revolución

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

jose_antonio_echeverriaFrank Arteaga Pupo
frankap@ucp.lt.rimed.cu

La época que estamos viviendo es definitiva para la existencia o no de la Revolución, pues la agresividad de Estados Unidos; la disposición de cada vez más recursos de las fuerzas reaccionarias a favor del pensamiento retrógrado; el experimento aplicado en Libia y su proyecto para repetirlo en Irán y Siria y quizás en naciones del propio Caribe, hacen que seamos celosos centinelas de la patria bella y fálica que heredamos de José Martí y Antonio Maceo y también de ese gigante de la juventud cubana: José Antonio Echeverría, Manzanita.

Pero el peligro que pende como “la espada de Damocles” jamás ha dejado de existir, incluso desde antes del “echeverrista y fidelista” primero de enero; sin embargo hoy se cierne como conjura con los pusilánimes y corruptos de estos tiempos decisi-vos; por eso, ¡cuidado!, porque quizás más peligroso que ese imperio mundial sea la irresponsabilidad, pesimismo y fatuidad de algunos compatriotas que sabiéndolo o no, dañan los mismísimos pilares sobre los que se levanta y flamea nuestra Cuba inmensa y necesaria para todos los pobres de la tierra.

Y es exactamente ahora, a 55 años de la caída de José Antonio Echeverría, el servicio impostergable que con su ejemplo viene a ofrecer de cómo debe ser un cuadro de la Revolución, ante todo por su compromiso de vivir o morir por “hacer libre y próspera a la patria”, y segundo por el empeño de educar al cubano en la “dignidad plena del hombre”, que en una lectura más honda implica: justicia, amor y civilidad, esencias de la República Moral a la que aspiró José Martí como fuente nutricia de José Antonio, líder del estudiantado en la histórica década del 50 y de la legión de combatientes del Directorio Revolucionario 13 de Marzo que lo siguieron, como Fructuoso Rodríguez y el tunero-manatiense Faure Chomón Mediavilla.

Desde esas premisas se va formando el cuadro natural que arrastra a las masas, no solo estudiantiles, sino también obreras y de otros sectores de la sociedad al percibir en Manzanita, como cariñosamente le llamaban sus compañeros, valores y actitudes genuinos de un dirigente que por encima de una designación o elección, reflexionaba y procedía tal cual sacerdocio y patriarca del mando: entusiasta, corajudo, joven, creativo, ético y, sobre todo, comprometido con lo mejor de la tradición patriótica del pueblo cubano.

Cuando ya no estén Fidel y Raúl Castro, y otros de la direcciòn hisrórica de la Revolución, les corresponderá a los pioneros, bachilleres y universitarios de hoy proteger y perfeccionar la obra que el pueblo lleva adelante bajo esa dirección histórica de la Revolución, entonces la figura de José Antonio deberá ser estandarte de dignidad y de lucha y sus dotes naturales de guía servirán de modelo para esos jóvenes que disfrutarán el orgullo de haber tenido un paradigma como ellos.

Las siguientes palabras de Faure Chomón también son reveladoras del cuadro y el líder que estuvo a la altura de Fidel, “El instinto revolucionario y claridad del pensamiento de José Antonio, llevados a la práctica serán más poderosos que el concepto teórico del más ortodoxo de los eruditos”.[1] Por estas razones Manzanita es un ejemplo de honor para los dirigentes de la revolución, sobre todo para la dirigencia que existe en las nuevas generaciones y que tiene el dificilísimo compromiso de continuar la misión que él realizó desde el amor a la vida, la solidaridad con el prójimo y el decoro que se alcanza con la palabra culta, la alegría del casi imberbe y el valor expresado en el inmortal “Dos Ríos” de la tarde del 13 de marzo de 1957.



1. Faure Chomón Mediavilla en el periódico Granma, página 2, La Habana, sábado 14 de marzo de 1987.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


uno × 6 =