Las Tunas, Cuba. Jueves 26 de Abril de 2018
Home > Las Tunas > Un hombre que no le teme a las alturas

Un hombre que no le teme a las alturas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Un hombre que no le teme a las alturas.Darletis Leyva.Darletis Leyva González
darletislg@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas.- Hay oficios que requieren de altas dosis de valentía y de precaución, pues tan solo un descuido significaría partir para siempre de este mundo. El tunero Yoanys Peña Peña en los últimos 15 años de su vida ha visto pasar desde muy alto la mayor parte de sus días y bien sabe como se combina la destreza en la labor con la sensación de siempre empezar por primera vez.

“Es difícil ser torrero porque el viento que sopla allá arriba es mayor y las temperaturas son más bajas. La primera vez que subí es un momento que nunca olvido pues sentí una gran impresión; la gente nos dicen muchas veces ustedes están locos que se suben a las torres, y siempre a uno le queda el susto porque para estar allá arriba, parece la primera vez, que hay que estar loco.

“En un montaje uno se sube alrededor de 80 0 90 veces, obra que dura de 24 a 35 días, aproximadamente. Uno tiene el temor al principio, pero después se acostumbra y va haciendo normal el trabajo. Siempre subimos escalando estructuras y es difícil porque 90 metros caminarlo en línea recta por tierra son dos minutos o minuto y medio, pero hasta allá arriba llega a ser hasta 35 o 40 minutos, cogiendo breves descansos”.

¿Tienen los torreros en Las Tunas los medios para asegurar sus vidas en la torre?

El país se ha preocupado por mantener la mayor seguridad, tenemos botas especiales, los overoles no nos faltan, tampoco las enguatadas para las temperaturas frías y ahora tenemos el arné anticaídas; hace cinco años el país comenzó a comprarlos, valen bastante dinero, cada uno cuesta de dos mil 500 a tres mil dólares y es para un solo torrero.

Yoanys es un hombre que en sus ojos transparenta la nobleza y apego de quien ama lo que hace y sobre todo se siente orgulloso por su labor.

“Siempre que uno sube a una torre está expuesto a grandes peligros. Pero nunca se me va a olvidar un incidente cuando se estaba haciendo el incremento de la torre de televisión del municipio de Las Tunas, de 87 metros a 124. Hubo que sacar una plancha que pesaba alrededor de 300 kilogramos para mantener la línea fija, me tocó hacer ese trabajo y ese día hacía tanto viento que tenía en el bolsillo del overol los documentos de identificación e hizo tanto aire que me los sacó, los voló y se me perdieron, por supuesto. Después tremendas carreras para sacar de nuevo todos los papeles y los carnets”.

¿Te han sorprendido tormentas arriba de alguna torre?

Sí, he pasado algunas tormentas encima de la torre, tomando siempre las medidas cuando está lloviendo y estamos en la torre hay que pasar para adentro de esta y mantenerse sobre la faja y sobre las botas, sin tocar la estructura. Allá arriba me han sorprendido truenos, grandes aguaceros y realmente es muy impresionante.

Este hombre que ya se sabe dueño de las alturas es padre de familia y tiene la dicha de cada mañana, antes de partir a crear, recibir alentadores mensajes de sus seres queridos.

“Tengo una esposa que me ha soportado durante 16 años, ella ya está acostumbrada porque me ha visto trabajando, pero siempre me dice cuídate, piensa en los niños cuando estés arriba de la torre. Siempre uno se cuida y se acuerda de ellos, pero siempre también se lo acuerdan. Tengo una hija de 12 años que todas las mañanas cuando salgo de la casa y la dejo en la escuela me dice: papito cuídate mucho, recuerda que me dejas aquí, que te estoy esperando. Ahora recientemente me nació un hijo varón muy deseado; tiene 14 meses.

“En la vida personal me siento realizado y en RadioCuba también, porque 15 años es un tiempo considerable; me siento bien allí, tengo las cosas que necesito para trabajar y es un colectivo muy unido; es como una familia aquí en la empresa”.

Yoanys Peña, torrero de RadioCuba, desde su posición ha conquistado importantes reconocimientos como el de trabajador Vanguardia Nacional y destacado en su actividad por varios años consecutivos, pero el premio que más aprecia hoy es poder estar en el cuarto año de la carrera universitaria de ingeniería industrial, en la modalidad de cursos por encuentros, gracias también a la entidad.

Con esa ecuanimidad que está en los hombres sinceros, sencillos y sobre todo muy honestos, me regaló unos minutos de su tarde del martes 21 de febrero, y en cada una de sus palabras transpiraba esa satisfacción que se experimenta cuando se habla de lo que se hace con placer y amor; porque en esta labor súper riesgosa Yoanys se ha encontrado con lo bello.

“Después que uno está arriba de la torre y ya un poco relajado en el trabajo, desde cualquier torre, se ve completo el municipio donde están ubicadas, es algo bello y que se disfruta siempre.

“Uno muchas veces no escoge las profesiones, esto llegó por casualidad y aunque el trabajo es muy riesgoso, al final es muy fortificante; además puedo asegurarles que es una aventura ser torrero”.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, una editora, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


6 − = cero