Las Tunas, Cuba. Viernes 21 de Julio de 2017
Home > Opinión > El tesoro más valioso del planeta: La vida

El tesoro más valioso del planeta: La vida

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Paisaje africano.Darletis Leyva González.Darletis Leyva González
darletislg@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas.- Dos teorías fundamentales se han planteado en torno al surgimiento de la vida en la Tierra; por un lado las afirmaciones de Darwin de que todo se gestó en el agua, mas se trunca la premisa cuando llega la incógnita de cómo surgió esta; por el otro la historia de un señor todopoderoso que creó en siete días todo lo que vive y respira y dio orden a este planeta llamado Tierra.

Aunque la evolución de la vida en la Tierra ha sido asombrosa y, en particular, la del hombre, todavía ese enigma del surgimiento es indescifrable porque ambas teorías se tronchan cuando analizamos cuál fue entonces la madre del agua o de Dios.

Pero más allá de entender esta polémica, que siempre despierta intereses, está una posición que considero es la única que debemos asumir y defender siempre, ¿Cuánto hace la especie superior del reino animal para que el tesoro más valioso del planeta no se extinga?

Las reacciones que en los últimos años ha tenido la naturaleza son las evidentes respuestas. Aunque parezcamos desapercibidos en esta nave en la que viajamos todos los días somos cada uno de nosotros los responsables de ese temor que ya embarga, aún siendo disimulado, la vida en la Tierra corre peligro.

Es el hombre con sus guerras, con su insensibilidad por la flora y la fauna, por la salud de cada uno de los rincones que habitamos, con sus sofisticaciones y, sobre todo, con su materialismo y ambiciones, el que destruye la roca que lo sostiene.

No es un alarde mediático que la abertura de la Capa de Ozono es cada vez mayor, que la intensidad, frecuencia y presencia inesperada de los fenómenos climáticos se debe a nuestra irresponsabilidad, que los desiertos se esparcen y el calentamiento global derrite los polos y aumenta el nivel del mar, que las playas desaparecen y muchas especies se extinguen.

Sin embargo, no tenemos conciencia de eso; nos sucumbimos tanto en nuestros problemas micro que no pensamos en esos que nos deciden la vida, quizás sea porque nos falten más escarmientos.

Pongo en duda que a alguien no se le estremezca el corazón cuando ve ahora baldío un lugar que tuvo vida, un bosque convertido en un terreno árido e inútil, un delfín muerto o el rostro de niños que escarban en las sobras.

Ahora tengo en mi mente martillando esas imágenes del video dedicado a la Tierra por una de las exclusivas figuras de la música mundial: Michael Jackson. Duele hondo saber que el monstruo que invade a la Tierra es su hijo más especial, el único que logra ver todas sus virtudes, y su universo, prácticamente, perfectible; mas no somos capaces de valorarlo.

Por eso te invito desde estas líneas a que te sientas parte y cada día con tu actitud grites bien fuerte en defensa de lo verdaderamente único y valioso que tenemos, la vida del paneta, que es sin dudas la nuestra.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


9 + = catorce