Las Tunas, Cuba. Viernes 21 de Julio de 2017
Home > Especiales > Lecturas > Puertas abiertas a una ciudad de ensueño

Puertas abiertas a una ciudad de ensueño

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Hotel CadillacSheyla Arteaga Rodríguez
sheyla.arteaga@reduc.edu.cu
Zoila Pérez Navarro
zoila.perez@reduc.edu.cu
(Estudiantes de Periodismo)

Alguna vez fue llamada la Cenicienta del Oriente cubano, pero al parecer, como ocurre en un cuento infantil, fue bendecida por un hada madrina que la vistió de gala. Las Tunas, nuestra ciudad de Las Tunas, deja hoy pequeños todos sus epítetos.

Construcciones, calles y parques delatan una arquitectura ecléctica, hija del pasado y el presente: un punto del joven bulevar citadino se intersecta con la Carretera Central, vía en cuyo suelo reposan las argollas a las que eran amarrados los caballos en la época colonial.

El hotel Cadillac y la cremería Las Copas, recientes y coloridas edificaciones, son vecinas del parque central, herencia legada por nuestros antepasados. Otros sitios se rejuvenecen y amplían al paso de los años, conservando las huellas del ayer.

Plaza MartianaSolo en nuestra Plaza Martiana el rostro de José Martí espera cada 19 de mayo a que el Sol se pose en su frente, recordando la triste fecha en que cayera para siempre, recibiendo, como lo deseó, el último saludo del Astro Rey.

La magia parece haber hallado en esta, su casa. Viaja por al mundo y regresa cada año en Ánfora, un gran festival de varitas, sombreros y conejos. Los teatros se colman en la Ciudad Mágica de Cuba y la imaginación popular busca explicación a los nuevos trucos de los artistas.

Esculturas de todos tipos y tamaños nacen y viven en este paraíso del Oriente, capital de esta manifestación, donde la arcilla, el bronce y el mármol parecen perpetuar historias y leyendas.

La décima palpita cada día del año, y reina durante la Jornada Cucalambeana, cuando hasta los sinsontes dan paso a las guitarras y treses, que entonan juntos en homenaje a uno de los hombres más ilustres de estos predios: Juan Cristóbal Nápoles Fajardo.

El norteño municipio de Manatí, cuna adoptiva de la Voz de Oro del Danzón, se enorgullece de recibir anualmente al Festival de Música Popular Barbarito Diez, quien mereció el apelativo como uno de los principales cultivadores del género en la Isla.

Hay tiempo también para el ballet, el humor, la literatura y el cine. Hay muchos momentos para celebrar la vida en esta tierra, que no nació para ser esclava y por ello fue hecha cenizas en tres ocasiones.

La afición tunera, fiel seguidora de cada resultado que en materia deportiva obtiene la provincia, presume de sus figuras insignes. Teófilo Stevenson, multicampeón olímpico de boxeo; Osmani Urrutia y Joan Carlos Pedroso, glorias del béisbol cubano y el cinco veces Campeón Nacional de Ajedrez Lázaro Bruzón son solo algunos de los que desde aquí han construido la destacada historia del deporte en Las Tunas.

Y la gente llega y la celebra, la celebra y se enamora, se enamora y regresa, y lo hace una y otra vez. Quienes aquí nacimos fuimos conquistados desde el primer día y nadie encuentra el modo de olvidar ese amor. Y si alguna vez la vida nos impone alejarnos de este sitio para siempre, extrañaremos cada rincón, cada persona, cada pedacito de esta ciudad que no es ya la humilde Cenicienta, sino una hermosa muchacha de más de dos siglos capaz de conquistar infinitos pretendientes.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


nueve − 7 =