Las Tunas, Cuba. Viernes 21 de Julio de 2017
Home > Especiales > Gente > Portuario hasta el último día de la vida

Portuario hasta el último día de la vida

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

esther_de_la_cruz

Víctor Ramos, obrero portuario de Las tunas.

Entrevista a Victor Ramos:

{mp3remote}http://www.ivoox.com/testimonio-victor-ramos-destacado-obrero-portuario-de_md_1039462_1.mp3{/mp3remote}

Esther De la Cruz Castillejo

estherc@enet.cu

Las Tunas.- Vitico comenzó a trabajar en Puerto Carúpano el 28 de enero de 1953, justo el día del centenario del nacimiento de José Martí y me lo dijo mientras caminábamos por la orilla del mar y hablaba de su entrega de tantos calendarios y su pasión por el olor inigualable que se respira por eso lares como si no hubiesen pasado 59 años; al oírlo pensé de a golpe en el honor al Maestro y su verbo dispuesto siempre a respetar a los hombres que cumplen el deber “sencilla y naturalmente”.

Había nacido pobre en los alrededores del “Cayo Juan Claro”, nombre con el aún hoy muchos que peinan canas identifican al lugar, quizás por eso no sorprendió demasiado a nadie el hecho de que apenas “alzando una cuarta de la tierra” y todavía menor de edad, comenzara a cargar agua y a hacer trabajos pequeños en la instalación, ganando unos pocos pesos y sin otra ambición que aportar lo suyo al necesario sustento familiar.

Así fue pasando por varias tareas: limpieza, carretillero, ayudante de albañil, de carpintero, pagador, nominillero, jefe de operaciones, jefe de barco y de brigada, labor, esta última, en la que todavía se desempeña; y en todas aprendiendo un poco, conociendo a muchos y creciendo siempre, como la obra misma de la Revolución de los humildes gracias a la cual se descubren en sitios como ese los contrastes más fuertes entre el antes y el después de 1959 en Cuba.

Con el mar a sus espaldas y la mirada serena evocó para mí sus más lindos momentos, los tiempos de ver crecer a los hijos que un día se van “porque deciden tomar su rumbo pero siguen formando parte de lo mejor de la vida”, el día en que vio a Fidel Castro, “ahí mismito- me dijo– cuando se tiró en helicóptero para inaugurar la Terminal de Azúcar a Granel y después volvió otro día en lancha como si nada” y también me contó de lo lindo de las mujeres de por ahí y le vi sonrojarse, aunque nunca admitir que es un “viejo medio enamorao”.

Lo mejor de todo es que asegura que jamás ha pensado en dejar ese lugar porque nunca se ha sentido demasiado cansado y porque tiene la convicción de que en este país se respeta y valora su trabajo; le encanta el mar, especialmente al amanecer pero nunca pesca, “solo un buen chinchorro para celebrar una fiesta” y se confiesa satisfecho de su paso por esta vida, dedicada por entero a la fuerza y la serenidad que le llega siempre desde el azul profundo en las labores del puerto.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


dos × = 2