Las Tunas, Cuba. Jueves 23 de Noviembre de 2017
Home > Especiales > Gente > Enseñar es mi recompensa

Enseñar es mi recompensa

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

zenia_camejo_llanes

Yolanda Peña Acosta.
Entrevista con Yolanda Peña Acosta
{mp3remote}http://www.ivoox.com/zenia-camejo-llanes-ensenar-es-mi-recompensa-101111_md_1509409_1.mp3{/mp3remote}

Zenia Camejo Llanes
Zenia77@rvictoria.icrt.cu

Las Tunas.- Desde hace 34 años la profesora de Química Yolanda Peña Acosta imparte clases de esa bonita ciencia a generaciones de tuneros que, desde el año 1985, han estudiado en el Instituto Preuniversitario de Ciencias Exactas Luis Urquiza Jorge, de esta ciudad de Las Tunas.

Con una experiencia vasta y múltiples reconocimientos a su labor esta ufana mujer, hoy Doctora en Ciencias de la Educación, considera que enseñar fue y es su mejor decisión en la vida.

Querida por sus compañeros de trabajo, a quienes ayuda siempre que puede en cualquier ámbito, esta educadora ratifica que ser maestro es quehacer muy digno, hermoso y sacrificado.

“Aunque a muchos les parezca que ser profesor es algo ingrato a veces” confiesa Yolanda, “yo pienso que nuestra obra perdura, y los estudiantes que pasan por nuestras aulas nos recuerdan siempre, y no hay evidencia mayor que cuando una va por la calle y alguien que ya no recuerdas te dice, ‘profe, con usted yo aprendí Química de verdad’, es algo que emociona grandemente”.

Yolanda no repara en su descanso personal. Resta, con gusto, horas a su sueño y a su recreación para buscar, cada día, detalles nuevos para llevar al aula, para dejar en el recuerdo de sus chicos, y hasta removerles un poco la orientación vocacional.

“Yo, particularmente, me siento gratificada cuando veo en el potencial científico de nuestro país, dígase en algún centro de investigación dentro o fuera de Cuba, a algún joven que ha salido de esta escuela, y que yo, con mis modestos conocimientos, he contribuido a su formación.”

El diálogo fluye y Yolanda carga de aliento sus palabras para quienes han decidido ser maestros en momentos en que a pocos les agrada, a buena parte les asusta la faena, y a muchos les indigna que sus hijos no estén bien preparados para la vida.

“Ser maestro significa consagración, entrega cotidiana, estudiar constantemente, porque un maestro de vocación no tiene descanso. Las 24 horas del día está pensando en ¿qué medios de enseñanza va a utilizar?, ¿cómo atenderá las diferencias individuales?, ¿cómo va a motivar a los alumnos al llegar al aula? Es algo apasionante, que te toma la vida entera.”

Así transcurre la existencia de Yolanda Peña, quien desde tempranas horas de la mañana se hace rodear de la curiosidad de sus alumnos en el IPVCE Luis Urquiza para impartir sus clases de Química, soñar con ser cada día mejor profesora, mejor ser humano, porque ella, como muchos otros, dice que enseñar es su recompensa.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


siete × 8 =