Un museo que rinde eterno homenaje a Rosendo Arteaga

Jueves, 2 febrero 2012, 14:48 | Haga un comentario

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page
Vitrina: Los documentos históricos tienen espacio en el museo de la localidad. (Fotos de la autora)
Directora: Mireya Alarcón Ramos es una fiel seguidora de la historia de Jobabo.

yenima_diaz_velazquezYenima Díaz Velázquez
yenimadv@enet.cu

El edificio que antes fue el hotel Plaza, la Asociación de Colonos, una escuela y un conjunto de oficinas, se convirtió en el año 1982 en el museo del municipio de Jobabo, en el sur de la provincia de Las Tunas.

Desde entonces lleva por nombre Rosendo Arteaga Guerra, un hombre que fue líder de la clandestinidad y miembro del Movimiento 26 de julio en ese lugar y que fue torturado y asesinado por los esbirros del dictador Fulgencio Batista.

Hoy, al cabo de 30 años, es una institución cultural con gran prestigio, reconocida dentro y fuera de ese territorio, más ahora, cuando reabrió sus puertas al público, después de cinco años de reparaciones.

Con la terminación del primer nivel, el centro exhibe una sala de nuevo tipo, de artes decorativas, con muebles, vajillas y adornos de inicios del siglo 20, que pertenecieron a familias acaudaladas de la cabecera provincial.

También se muestran banderas, fotografías y otros objetos que sintetizan la historia del poblado y del mártir de la localidad.

La directora de la institución, Mireya Alarcón Ramos, es una profunda amante de la historia local y cuenta con orgullo que “aquí tenemos varias cosas que pertenecieron a Rosendo Arteaga Guerra, como la taza en la que tomaba café, su sombrero, trajes y la pluma con la que solía escribir”.

Precisó que no solo van los pioneros al museo. “También nos visitan los estudiantes de preuniversitario para complementar su proceso de aprendizaje; casi siempre vienen para conocer sobre Rosendo”.

Por su parte, Migdalia Nieves Andino, una de las especialistas del centro, explicó que se rinde homenaje al combatiente en los aniversarios de su nacimiento y asesinato, y en los primeros días de diciembre, cuando desarrollan el Simposio de Historia Local. “En esas oportunidades, invitamos a la hija y la hermana a participar en los actos que se hacen. Ellas viven en Las Tunas; pero, siempre se trasladan hasta acá, para acompañarnos”.

Para el museólogo e historiador Esteban Yero Rosales, queda un largo trecho por recorrer pues “continúa la restauración del edificio, con la futura apertura de una sala de de Historia, que contendrá elementos de arqueología, la primera etapa de la colonia, la neocolonia y la Revolución en el poder. También se abrirá una sala de Historia Natural que exhibirá elementos representativos de la fauna endémica de Jobabo, los cuales se coleccionan actualmente en todo el municipio”.

Hace aproximadamente un mes que el museo Rosendo Arteaga Guerra reabrió sus puertas al público y para quien lo visita por vez primera regala excelentes imágenes de lo que fue y es el poblado de Jobabo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Acerca de Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba
Historia , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− 5 = dos