Historia

El médico de José Martí, un hombre olvidado por la historia

Ramón Luis Miranda Torres.Maura Peña Machado
taura@rvictoria.icrt.cu

Del Héroe Nacional cubano, José Martí Pérez, se ha escrito mucho. Estudiosos de todas las épocas han profundizado en su vida y obra y nos han mostrado hechos trascendentes como su temprana vocación independentista, el acercamiento y destierro; y más tarde, su peregrinar por otras tierras del mundo, además de la preparación para la guerra necesaria.

Esos temas cotidianamente ocupan espacio en las investigaciones sobre el llamado Apóstol de la independencia de Cuba. En cambio, hay aspectos menos abordados por sus biógrafos: uno es el de las enfermedades que padeció y los médicos que lo atendieron hasta su muerte.

En este sentido es válido resaltar la figura del Doctor Ramón Luis Miranda, quien no sólo lo asistió profesionalmente, sino que también fue su amigo.

El médico de Martí es una figura poco conocida, a pesar de haberse destacado en varias esferas.

Nació en Matanzas, el 29 de julio de 1836 y en su niñez se trasladó a La Habana con sus padres. Estudió en el colegio El Salvador, que ya constituía una verdadera institución de la enseñanza en Cuba, ya que estaba dirigida por el insigne patriota José de la Luz y Caballero.

En el año 1853 inicia sus estudios de Medicina, después viajó a Francia y el 10 de octubre de 1861 se graduó de médico, con excelentes resultados.

Por sus actividades revolucionarias a favor de la independencia de Cuba, el Doctor Miranda emigró a los Estados Unidos en 1874, donde pasó a ser socio corresponsal de la Real Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana, Institución que le reconoció sus estudios sobre el cáncer y la anestesiología.

Luego, ocupó la Secretaría de la Sección de Patología Interna del Congreso Panamericano de Medicina con sede en Washington, en 1893, y la plaza de miembro en la Academia de Medicina de Nueva York.

Sus actividades en aras de lograr la libertad de su país lo vincularon a José Martí, con quien estableció estrechos vínculos de colaboración médica y patriótica, uno de los cuales fue, en la redacción del Periódico Patria.

El Doctor Miranda Torres falleció en Nueva York, el 27 de enero de 1910, hace 102 años. Con su desaparición física nos legó el recuerdo de un extraordinario profesional que supo mantener su corazón y sus mejores esfuerzos en pro de Cuba, a pesar de la distancia.

Lea más:

José Martí

Ramón Luis Miranda Torres

Artículos relacionados

Conmemoran aniversario 25 del sitio histórico San Miguel de rompe como Monumento Nacional

Ordey Díaz Escalona

El día en que el Granma llegó a puerto seguro

Redacción Tiempo21

Félix Varela: pensar como nación

Tania Ramirez

Enviar Comentario


− tres = 0