Las Tunas, Cuba. Martes 21 de Noviembre de 2017
Home > Las Tunas > Solarización en comunidades rurales, un proyecto que transformó los días

Solarización en comunidades rurales, un proyecto que transformó los días

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

1-	En la instalación de los tanques y las conductoras colaboraron los beneficiados.(Cortesía de Cubasolar)yenima_diaz_velazquezYenima Díaz Velázquez
yenimadv@enet.cu

 

Jesús Menéndez.- Cada mañana, antes de ir a sus faenas habituales, muchos vecinos de Naranjales, San Mateo y El mamey, de este municipio miraban al cielo y añoraban la lluvia, para acopiarla en sus casas y no tener que acarrear el agua desde pozos distantes.

Desde hace varios meses, en estas comunidades rurales del norte de la provincia de Las Tunas, la situación es otra, tras la instalación de paneles solares que garantizan algunos servicios, fundamentalmente el bombeo de ese líquido.

La puesta en funcionamiento de las celdas fotovoltaicas responde a un proyecto de colaboración internacional para el desarrollo de fuentes renovables de energía, en esta provincia, a 690 kilómetros al este de La Habana.

Esos aditamentos favorecen el suministro de agua para el consumo de los residentes en dichas localidades, además del riego agrícola a pequeñas áreas, dedicadas a la producción de hortalizas.

Con la tecnología instalada en zonas del norteño municipio también se eleva la calidad de vida de sus habitantes, pues se realizó la conexión eléctrica a los círculos sociales, las escuelas, bodegas y los consultorios del médico y la enfermera de la familia, entre otros centros de uso colectivo.

De manera general, con el bombeo de agua potable se beneficiaron 32 viviendas, a las que se suman otros lugares favorecidos con el proyecto, como el centro expendedor de jugos naturales y el Hotel Las Américas, ambos de Chaparra.

Las transformaciones son fruto de una donación puntual en especie, gestionada por Cubasolar, que también incluyó actividades de capacitación sobre el uso de la energía solar y el cuidado y mantenimiento a los equipos instalados.

Ahora corresponde a los residentes en Naranjales, San Mateo y El mamey cumplir con su responsabilidad en la protección de los paneles solares para que por mucho tiempo disfruten de agua en sus viviendas y digan adiós a una difícil etapa en la que la buscaban en pozos distantes de sus viviendas.

Es probable que en un futuro se repita la alegría de esas familias en otras zonas rurales de Las Tunas, una provincia que tiene potencialidades para incrementar la generación eléctrica a partir del sol.

LEA MÁS:

Cubasolar

Jesús Menéndez

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


− 1 = ocho