Las Tunas, Cuba. Jueves 19 de Octubre de 2017
Home > Opinión > Nadie escarmienta por cabeza ajena

Nadie escarmienta por cabeza ajena

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Nadie escarmienta por cabeza ajena.Leonel José Pérez Peña
leonelpp@enet.cu

Las Tunas.- No por mucha veces repetido es un simple slogan la aseveración: “los accidentes no son tan accidentales y ni tan inevitables; lo cierto es que expresa una gran sabiduría popular que no todos aprecian, quizás por el refrán “nadie escarmienta por cabeza ajena”.

Lo verdaderamente doloroso es que cada vez más se cuantifican hechos en las vía cuyas causas y condiciones están presentes los factores humanos.

Durante los 12 meses del pasado año en la provincia de Las Tunas se contabilizaron 321 accidentes en los que 26 personas perdieron sus vidas y dejaron secuelas a otras 331.

De esa cifra, 95 fueron por no respetar el derecho de vía, los que ocasionaron 11 muertos y 96 lesionados; la no atención a la dirección y conducción del vehículo, provocó 95 colisiones, con 83 personas heridas y nueve perdieron la vida.

Por exceso de velocidad las estadísticas rezan por tres fallecidos, 12 lesionados en 13 accidentes; solamente en un adelantamiento indebido, ocurrido en noviembre último, trajo el luto a cinco familias de esta capital provincial, y en total se contabilizan en el año 2011, 76 hechos con 29 personas dañadas.

Estas cifras- aunque al cierre del 2011 la provincia tuvo menos muertos por accidentes del tránsito – hablan por sí solas. En ninguna de ella se anuncia que las causas y condiciones son a consecuencia de problemas técnicos del parque automotor, mal estado de las vías o las carencias de señales de tránsito.

Estos lamentables accidentes tienen como causa el factor humano, error que se produce en milésimas de segundos involuntariamente por los conductores, porque nadie quiere perder la vida en tales circunstancias en las que por lo regular las víctimas son muy jóvenes.

Entonces ¿qué pasa? Sencillamente por un mecanismo de autodefensa muchos conductores cuando reciben charlas profilácticas, comentan entre dientes “lo que le pasó a fulano a mí no me pasa”

Ya lo dice el refrán: “nadie escarmienta por cabeza ajena”. Saben los riesgos, pero aprietan el acelerador y se distraen mientras conducen. Y ahí vienen los accidentes, la quinta causa de muerte en Cuba.

Las regulaciones del tránsito fueron creadas precisamente para evitar los accidentes, única forma probable y posible de frenar la entrada a los hogares de tanto luto y dolor. Solo si pensamos “eso también me puede suceder a mí” o sencillamente sacar las experiencias necesarias para conducir por las vías con seguridad, se podrá frenar el flagelo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Sobre Redacción Tiempo21

Encargada de realizar todo el trabajo del Grupo Internet y Tiempo21. Integrada por un Editor-jefe, dos editoras, un fotorreportero y camarógrafo, un director de fotografía y camarógrafo y un desarrollador Web. Es un equipo multidisciplinario y multioficio, que desarrolla las principales labores del Periodismo Hipermedia. Además de tiempo21, tiene un canal de Video-TV, y otros espacios. @tiempo21cuba

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*


× cinco = 5